Casi el paraíso

De regreso a las cálidas tierras del Anáhuac

En Piedras

Entre las actividades que he tenido desde que regresé a México, la que ha resultado más exitosa es la de visitar una cierta fábrica en Piedras Negras. Actualmente coordino un proyecto de investigación con dicha compañía y la verdad es que nos ha ido muy bien. El único problema que tenemos es la distancia: Piedras Negras está a casi 5 horas de Saltiyork. Fuera de eso, es un placer trabajar con el personal de planta. Son gente activa, deseosa de mejorar sus procesos y con un gran conocimiento del tema.

No deja de sorprenderme la magnitud del territorio nacional. Avanzamos 450 kilómetros y ni siquiera salimos del estado de Coahuila. Me impresiona gratamente saber que aquí, tan lejos de donde nací, sigue siendo México. Me hace sentir en casa, cumpliendo las metas que me propuse al regresar y aportando aunque sea un poco a mejorar las condiciones de la industria. ¿Qué más se puede pedir?

Ah, además ahora puedo decir que he recorrido la autopista 57 de punta a punta. 🙂

Darth Tradd
Piedras Negras, Coahuila
México

Single Post Navigation

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *