Under pressure

Nadie puede acusarme de ser un melómano. Cuando era yo un adolescente, la verdad es que no sabía nada de música y tampoco me interesaba mucho. Todavía en la prepa y en el tecnológico seguía igual o hasta peor. Así es que se imaginarán ustedes que el genial bajeo de Under Pressure de Queen y David Bowie lo escuché por primera vez pirateado en Ice Ice Baby de Vanilla Ice.

Aquí en el Reino Unido he encontrado amigos que por poco me lapidan cuando, inocentemente, confesé que no podía identificar ninguna canción de David Bowie o de los Stone Roses. La verdad es que ellos me han ayudado a apreciar la música inglesa más allá de The Beatles. Hoy en particular he estado escuchando una y otra vez Under Pressure, colaboración (como dije líneas arriba) de David Bowie y Queen. Condenada canción, es una obra maestra, la letra es excelente y las voces de Bowie y Mercury se acoplan perfectamente.

Letra a continuación con todo y mi amafafufada afamada mala traducción incluida.

Pressure pushing down on me

Pressing down on you no man ask for

Under pressure – that burns a building down

Splits a family in two

Puts people on streets

It’s the terror of knowing

What the world is about

Watching some good friends

Screaming ‘Let me out’

Pray tomorrow – gets me higher

Pressure on people – people on streets

Chippin’ around – kick my brains around the floor

These are the days it never rains but it pours

It’s the terror of knowing

What this world is about

Watching some good friends

Screaming ‘Let me out’

Pray tomorrow – gets me higher high high

Pressure on people – people on streets

Turned away from it all like a blind man

Sat on a fence but it don’t work

Keep coming up with love

but it’s so slashed and torn

Why – why – why ?

Love love love love love

Insanity laughs under pressure we’re cracking

Can’t we give ourselves one more chance?

Why can’t we give love that one more chance?

Why can’t we give love give love give love give love

give love give love give love give love give love?

‘Cause love’s such an old fashioned word

And love dares you to care for

The people on the edge of the night

And loves dares you to change our way of

Caring about ourselves

This is our last dance

This is our last dance

This is ourselves

Under pressure

Under pressure

Pressure

La presión me agobia

te comprime a ti también, nadie la necesita.

Bajo presión, un edificio se cae

una familia se parte

la gente acaba en las calles.

Es el terror de saber

de qué va este mundo

al mirar a buenos amigos

gritar: ¡Déjenme salir!

Ruego porque mañana me lleve más alto, alto.

Presión sobre la gente – gente en las calles

Es uno de esos días en que no sientes lo duro sino lo tupido.

Gente en las calles, gente en las calles.

Es el terror de saber

de qué va este mundo

al mirar a buenos amigos

gritar: ¡Déjenme salir!

Ruego porque mañana me lleve más alto, alto, alto.

Presión sobre la gente – gente en las calles

Le di la espalda a todo como un ciego

y me senté en una cerca, pero no funcionó.

Volví a pensar en el amor

pero está tan roto y desgarrado

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Amor, amor, amor, amor, amor.

Con una risa desquiciada estamos tronando bajo la presión

¿No podemos darnos una oportunidad más?

¿Por qué no podemos darle al amor una oportunidad más?

¿Por qué no podemos darle al amor, darle al amor,

dar amor, dar amor, dar amor, dar amor, dar amor?

Porque el amor es una palabra tan pasada de moda

y el amor te reta a preocuparte por la gente

en medio de la noche.

Y el amor te reta a cambiar la forma

en que nos preocupamos por nosotros mismos.

Este es nuestro último baile.

Este es nuestro último baile.

Esto somos nosotros.

Bajo presión.

Bajo presión.

Presión.

No pretendo robarle al buen Quoth sus afamadas traducciones de canciones, simplemente hoy me encontré disfrutando esta canción y odiándome un poco por no haber conocido antes este tipo de música. Al menos antes de escuchar a Ice Ice Baby.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

Three blind mice

Hoy tuvimos un curso para mejorar nuestras habilidades para engatusar a la gente. Como les he contado antes, mi asesor organiza exhibiciones sobre ciencia de materiales y está preocupado porque piensa que el lenguaje que utilizamos no es el correcto para la difusión de la ciencia. No es que les hablemos a mentadas, es que asegún que somos muy técnicos.

El asunto es que trajo a este par de instructores de la compañía Science is easy o algo así para que nos enseñaran el sutil arte de bajar el nivel de nuestro lenguaje sin parecer estúpidos. Nosotros, no los instructores. La verdad nos dieron buenas ideas y algunos de los ejercicios estuvieron muy divertidos. En uno de ellos, nos dieron varias rimas infantiles y nos pidieron que les hiciéramos un titular que ayudara a venderlas. A mi grupo le tocó la sanguinaria canción infantil Three blind mice, que dice así:

Three blind mice, three blind mice,

See how they run, see how they run,

They all ran after the farmer’s wife,

Who cut off their tails with a carving knife,

Did you ever see such a thing in your life,

As three blind mice?

(Tres ratones ciegos, tres ratones ciegos.

Míralos correr, míralos correr,

huyen de la esposa del granjero

que les cortó sus colas con un cuchillo cebollero [filetero, pues, pero suena mejor cebollero en español]

¿Alguna vez en tu vida has visto algo tan raro,

como tres ratones ciegos?)

¿Cuál fue el titular que sugerimos?

Psychotic woman mutilates inocent rodents

Three sight-impaired brothers flee from the carnage

(Titular versión Alarma:

Vieja loca mutila a tres pobres ratas.

Pierden colas en sanguinario ataque.)

Hubiéramos ganado si no hubieran salido los mojigatos que hay en todo grupo y nos acusaran de amarillismo y promover la crueldad hacia los animales. Como si la rima la hubiéramos hecho nosotros.

Canción original por si alguno la quiere conocer:

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

Para compensar

Después de que mis queridos lectores se quejaran del post de Dyson y Satié, unos que porque muy romántico y vomitivo, otros que muy elevado, otros que por que qué chingados es eso y otros más que porque la nueva plantilla les causa dolor de cabeza, procedo a publicar algo que creo que me parece es opuesto a dicha entrada.

Si al lector le queda un poco de aire después de leer el enunciado anterior, déjeme contarle que la BBC tiene una larga tradición de presentar historias extrañas, aburdas y a veces hasta divertidas. Ayer me llamó la atención la historia de la impoluta puerquita Ceniza o, como dirían los británicos Cinders, the pristine piglet.

De acuerdo a la BBC, la jabata en cuestión nació con un miedo terrible al lodo. Mientras sus hermanos salían alegremente a empuercarse, la Ceniza se quedaba triste y sola en un rincón, incapaz de superar la repulsión que el fango le causaba.

Una puerca a la que no le gusta enlodarse (léase con aire incrédulo y a la mitad de la velocidad normal.)  Esa sí es una señal del fin del mundo. Después de leer esa noticia, esperaba que mañana, a hora temprana, empezara a llover fuego del cielo o granizo mezclado con sangre o algo peor. Afortunadamente, los hábiles granjeros de Thirsk, en North Yorkshire, encontraron la solución gracias a la cual la lluvia no fue apocalíptica:

Cenizas

Así es, le pusieron unas botitas de hule (Wellingtons o Wellies como les dicen por acá), y con eso la puerca superó su miedo al lodo. Ahora vive feliz pues ya no se llena sus gentiles pezuñitas del desagradable material. Incluso hay un video de ella retozando alegremente en su granja, justo en esta liga, donde también pueden encontrar más información al respecto.

De verdad, si alguien me puede explicar cómo es que esta información llegó a ser noticia importante en el sitio de la BBC, se lo agradecería mucho. Me permito dudar de que la puerca en realidad le tuviera miedo al lodo en primer lugar. A lo mejor sólo se le enfriaban las patas.

En fin, como remate le dedico a Ceniza, la puerca con botas, esta canción infantil que me traumatizó un poco cuando era niño.

Este era un puerquito chiquito y bonito

que andando paseando por á’i se perdió.

Y un niño travieso con su cuchillito

lo halló dormidito y ¡paz! lo mató.

Y luego en el rabo le ató un mecatito,

subió en su caballo muy flaco y trotón.

Y al ir arrastrando al pobre cochino,

así iba cantando con su bandoneón:

Las tripas las quiero para longaniza.

las piernas son buenas para hacer jamón,

costillas y lomo para las carnitas

y el cuero lo quiero para chicharrón.

Cochino, chin chino, chino chino chón,

con tus gordas lonjas voy a hacer tocino

¡y el cuero lo quiero para chicharrón!

(¿Un niño con un cuchillo? Seguro era scally de Moss Side o de Long Sight.)

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

Annoying beep

Quería escribir sobre el problema del caracol y sobre la propagación de errores de humanos, pero hoy un nuevo problema me desvío de esas ideas. Estaba disfrutando de una buena plática con Grimalkin en el msn, cuando empecé a escuchar un breve chirrido a intervalos regulares. Salí del cuarto y me di cuenta que la alarma contra incendios estaba piando de modo irrespetuoso e irresponsable.

Abro un corto paréntesis para contar que los británicos le tienen un gran respeto, por no decir miedo, al fuego. Todo edificio cuenta con alarmas contra incendios y hay simulacros periódicamente. Las alarmas se prueban también semanalmente. En los edificios públicos hay puertas retardantes de fuego que se cierran al sonar la alarma. Todo lo necesario para evitar incendios. Pero, como dijo una amiga, con lo húmedo que es el Reino Unido, lo sorprendente es que se pueda prendar un fuego. Tristemente, hay incendios como en todos lados, a pesar de la humedad, las alarmas, los retardantes, la normatividad y todo lo demás.

El asunto es pues que la alarma chirriaba como grillo en celo con megáfono, a intervalos de un minuto aproximadamente. Tras una breve plática con mi flatmate , decidimos ir a la caja de control de la electricidad y apagar el interruptor etiquetado como Smoke alarm . Esperamos un minuto y…

Biip

La pila, dije yo. Seguro es la pila.

Así que a abrir la mugre esa, siguiendo las instrucciones estampadas en la carátula, que decían algo así como: Press tab, push cover away. Y pues no, no se abría. El ruidito, mientras tanto, seguía dando lata, con el añadido de que ahora lo escuchaba muy muy cerca, ya que estaba trepado en una silla para alcanzar la alarma.

¿Qué haremos?-pensé yo. La solución geek típica: internet. En 2 minutos ya teníamos un manual en pdf de la alarma contra incendios (basada en ionización) EI141. Ahí aprendimos cómo destaparla y además averiguamos que además de la alimentación principal (220V de corriente alterna), tiene una pila de respaldo de 9V. Ah y si la pila de respaldo deja de servir, la alarma suena cada 40 segundos.

La abrimos, la bajamos, retiramos el cadáver de la pila caída en batalla y nos quedamos con la alarma, destripada, herrumbrosa, orinecida, como el metal de mi vida, como el hierro de mi fe, como mi querer perdido, esta alarma sin sonido, nada es ya de lo que fue. Me parece un amuleto sin virtud y sin respeto, nada mide, no resuena… ¡me parece un alma en pena!

Biiiip.

¿Qué? ¿Cómo cuándo carajos…? ¡Pinche alarma!

Biiiiiip

Una nueva leída del manual nos reveló la causa: La alimentación principal son los 220V de corriente alterna, tiene una batería de respaldo de 9V (corriente directa, por supuesto) pero en realidad funciona usando unas celdas recargables de litio. Tres sistemas de alimentación diferentes y un sólo pitido verdadero.

Biiiiiiiiiiip

El manual era claro: Reemplace la batería. Para entonces, ya eran las 11 de la noche y ya no quisimos salir al super por una pila. Así que tras una breve tormenta de ideas, tomamos una decisión: Envolvimos la batería en un trapo de cocina y la refundimos en un cajón. Y desde entonces hasta el momento de escribir esto (media hora después) ya no la oímos. Ya mañana compraré la dichosa pila.

UPDATE: Me preocupaba el bienestar de la alarma, así que me asomé al cajón para ver si necesitaba agua, cigarros o algo. Y ya no sonaba. Otra leída al manual me confirmó que el modelo EI141 no tiene el tercer sistema, así que seguramente seguía sonando con lo que le había quedado a los capacitores. Un día de estos tengo que aprender a leer los manuales con calma. Lo importante es que ya no va a dar lata.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

Old Trafford

I was born to, be United,
Daddy told me when I was just a baby,
When I was Five, I went down the warwick Road,
Now I’m addicted, the only place I go

Después de casi dos años de vivir en Manchester, finalmente fui a un partido del Manchester United. El boleto me llegó casi de rebote, después de que Chayway, que trabaja en el Old Trafford, me lo intercambió por la receta para hacer piñas coladas. Fue un partido de pretemporada, la presentación del United en este año frente al Inter de Milán.

Take me home, United Road,
To the place, I belong,
To Old Trafford, to see United,
Take me Home, United Road.

Tomamos rumbo hacia el famoso Old Trafford, llamado “El teatro de los sueños” por los fanáticos hooligans fieles seguidores del United. El departamento en Hulme está a escasos 30 minutos caminando del estadio, pero como se nos había hecho tarde (rarísima avis), tuvimos que tomar un taxi. Gracias a la pericia del paquistaní que estaba tras el volante, hicimos unos 5 minutos hasta las calles aledañas al estadio.

All my memories,
Of Bobby Charlton, Georgie Best and Cantona,
That came to us from Heaven,
And in the Nou Camp in 1999,
On Matt Busby’s birthday
Oh it was party time.

En realidad, no soy futbolero y siempre he preferido el basquetbol y el futbol americano, por razones en las que no abundaré (al menos por ahora). Sin embargo, era difícil no contagiarse de la alegría de los seguidores del United. Yo esperaba que tuvieran más canciones, pero la que aparece en cursivas fue prácticamente la única que se repetía (la canción completa, aquí), además de los coros de “United” y “Rooney”. Por cierto, yo no sabía que era lo que tenía Wayne Rooney que lo hace aparecer como casi Supermán ante los ojos de los seguidores del United. La verdad es que se entrega mucho en la cancha y tiene una velocidad impresionante. Considerando que él y Cristiano Ronaldo, cuya habilidad es también es de resaltarse, son muy jóvenes, entiendo por qué se espera que el futuro del ManUnited sea brillante.

Take me home, United Road,
To the place, I belong,
To Old Trafford, to see United,
Take me Home, United Road.

Pero claro, tenía que ir yo con toda mi salación a ver el partido. El Inter de Milán, de la mano del pie de Figo,  hizo pedazos al United en el primer tiempo, con un claro marcador de 3-1. En el segundo tiempo, casi todas las estrellas del Inter salieron, incluyendo a Figo, Ibrahimovic, Suazo, Materazzi y hasta el portero, como queriendo darle chance al United de empatar el partido. Pero ni así, los diablos rojos apenas pudieron anotar un gol (de hecho, un autogol después de un cobro de tiro libro de Cristiano Ronaldo) y acabaron perdiendo el partido (resumen del partido por acá). Al menos me divertí, pero estoy comenzando a creer que soy una mala influencia.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Me estoy haciendo viejo

hasta en la blogósfera o blogocosa como decía cdaae. Estoy a un par de semanas de cumplir dos años de haber comenzado con Desde la inopia y, a pesar de todo, no me he cansado. Cierto, luego dejo de escribir como por 3 semanas, pero la verdad es que este proyecto me sigue llenando de satisfacciones. He conocido gente, intercambiado puntos de vista y hasta he sido tomado como referencia (mal, por cierto) para las yahoo respuestas. Hoy me di cuenta de que recibí una visita desde una página llamada zonainglesa. Me dedicaron un par de líneas que dicen más o menos así:

Un simpático estudiante mexicano nos relata sus aventuras y desventuras por la capital mancuniana. Vale la pena echarle un vistazo a sus crónicas de su blog. Aquí tienen su enlace:

Ahí está. A pesar de lo que decían mis pruebas psicométricas (que me acusaban de ser un nerd antisocial, con tendencias a aislarme durante el trabajo y actividades variopintas), ahora soy calificado como un simpático estudiante mexicano. Necesito una captura de pantalla de esto, podrían cambiar de opinión al conocerme… Ya en serio, el proyecto de Zona Inglesa se ve interesante, lo seguiremos con atención.

Y bien, como dije anteriormente, la querida Becky puso de pretexto (culpable hasta demostrarse lo contrario) que tenía paperas y que por eso no podía ir al cine y luego al ceilidh. Dado que ya tenía los boletos, me lancé al cine con Lalo Cota (al único que encontré a falta de un par de horas de que empezara la función) y luego fuimos al siempre singular ceilidh realizado cada mes en el Jabbez Clegg.

Hay que estar en el ceilidh para creerlo. Todo mundo va a bailar y el alcohol es limitado, no tanto por falta de, sino porque uno termina mareado sin necesidad de beber. Los pasos son muy sencillos, aunque algo exigentes para mis pobres rodillas (mucho salto pues). Pero lo más divertido del ceilidh es que es prácticamente imposible quedarse sentado. Claro, en el salón no hay ni una silla, pero la realidad es que justo cuando va a comenzar la pieza, todos y todas (Fox dixit) buscan desesperadamente una pareja. En las veces que he ido, ninguna chava me ha rechazado una pieza y todas han cooperado (en el buen sentido, claro).

La música es una combinación entre canciones tradicionales irlandeses y escocesas y el instrumento fundamental (al menos para mí) es el violín. Además, aunque la danza es por parejas, una parte importante del ceilidh es grupal y eso enriquece la experiencia. Como en las catafixias, uno puede mejorar o empeorar su pareja. Afortunadamente, no se queda uno solo.

Así que me olvidé de las paperas y le tupimos a la danza ahí hechos bola, como diría Chava Flores. En pleno desmáuser, de repente me encontré cara a cara con Ludwika Wojtyla, de quien hablé hace un tiempo. En ese tiempo del que no he escrito de ella, nuestra relación ha evolucionado notablemente. Ultimamente ni siquiera me dirije la palabra y me evita clara y abiertamente. Así las cosas me la encontré frente a frente, cara a cara (hoy ando citando a demasiada gente, creo) en pleno baile.

Naturalmente, iba acompañada y creo que dudó un par de segundos (lo que duraban los 4 compases en que estábamos frente a frente) entre saludarme e ignorarme. Acabó por saludarme y sonreírme cada vez que coincidíamos en las vueltas. Cuando terminó el baile estábamos un poco separados. Me buscó con la mirada e hizo una reverencia que yo correspondí. Posteriormente, se aferró del brazo de su acompañante y me sonrió con cara de: “De lo que te perdiste, (por) buey”.

Como un adecuado remate, cuando salimos del ceilidh caía un fino granizo. Entre las paperas y las miradas que matan, el fin de semana fue divertido.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

English breakfast

Mi última ocurrencia es escribir un poco acerca de las costumbres británicas. Para tal fin, abrí una nueva categoría llamada, convenientemente, costumbres británicas. Después de esta importante decisión, me puse a pensar: ¿Por dónde empiezo? ¿El té? ¿El bovril? ¿El rugby? No, me dije a mí mismo, hay que empezar, como mandan los cánones, por el principio.

El desayuno inglés. La mejor forma de iniciar el día, sin duda alguna, cuando se vive en un lugar húmedo, frío y se tiene que trabajar en el campo. En las actuales condiciones, un desayuno tan fuerte puede ser, sólo un poco, pesado.

El desayuno británico varía de región en región, pero trataré de presentarlo lo más general posible y, en particular, trataremos sobre el desayuno inglés completo (full english breakfast). La base del full english breakfast es el huevo: estrellado (frito como se dice en algunos lados), revuelto o cocido. Pero siempre huevo a ídem, sólo con un poco de sal. Un huevo bastaría para muchas personas para ser un desayuno nutritivo y suficiente, pero no para los británicos. El huevo suele ir acompañado de, dependiendo de la zona, tocino, salchichas (gordas y grasosas, yorkshire bangers, no frankfurters), haggis (en Escocia, sobre todo. Luego hablo del haggis, que viene siendo como una moronga) o black pudding (una moronga típica en el sur).

Para compensar semejante golpe de grasa, el desayuno se puede acompañar de champiñones o jitomates, fritos también. A veces se sirve con un triángulo o dos de pan tostado, igualmente frito. Pero para evitar que tanta fritanga se muestre demasiado seca, se añaden los famosos baked beans, frijoles dulces y caldosos. También puede servirse con catsup o con salsa café, quedando algo similar a esto.

Full English breakfast

Todo esto se engulle disfrutando una humeante taza de té, con leche y azúcar. Recientemente se ha añadido jugo de naranja a esta combinación, supongo que para cortar un poco la grasa. También se puede consumir pan tostado con mantequilla y mermelada, justo antes de comenzar con el huevo.

Y con esto, los buenos hijos de la Pérfida Albión aguantan hasta la hora del lunch, que suele constar de un par de sandwiches. Pero después hablaremos del lunch y de la cena. La comida inglesa es pésima y, de hecho, lo mejorcito suele ser el desayuno. Un escritor inglés (W. Somerset Maugham) llegó a afirmar que “La única forma de comer bien en Inglaterra es tomar el desayuno tres veces al día”

Tan sólo imagínense cómo está el resto de la comida inglesa. Bien dicen que la famosa flema británica se debe a lo mucho que sufren para procesar su comida y que esto se refleja en su cara y en sus acciones.

¡Buen provecho!

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK