Bank Blank holiday

Sí, hoy es día feriado en el Reino Unido y el clima es, como es de esperarse, miserable. La temperatura es de apenas 8 °C y está lloviznando como sólo sabe hacerlo en Inglaterra. Para colmo, tuve que trabajar este fin de semana (la presentación para Japón no se hace sola, vaya), y hoy mismo tuve que llegar antes de las 8 de la mañana para tomar unas imágenes en el microscopio electrónico de barrido. Al menos no me quedaron tan mal.

Y ahora estoy sentado frente a mi fiel laptop, tratando de acomodar imágenes, diagramas y conclusiones en una presentación. No hay nadie en la oficina, salvo Mitch, con quien salí a desayunar hace un rato. Delicioso bank holiday, sin duda.

Así las cosas, procedo a contestar el meme que gentilmente me pasó Jack, basado en un artículo que aparece en un libro inconcluso de Douglas Adams. Viene siendo como un dream team bastante interesante. Y dice así:

  1. Reparto de película de ensueño.
    Digamos que llevamos Kingdom Come a la pantalla grande. Definitivamente sería Clint Eastwood como un Batman de 60-70 años. Anthony Hopkins sería Lex Luthor de la misma edad, Paul Newman como un atormentado Magog y Jennifer Connely como la mujer amarilla maravilla. Jude Law podría ser el Capitán Marvel y, a pesar de que en la novela gráfica original no es un hombre negro, creo que Morgan Freeman sería ideal como Norman McCay. Lo cual nos deja con dos huecos enormes para el Espectro y Superman. Que lo decida el estudio, con el reparto que propuse hasta ahora me conformo.
  2. Banda de rock de ensueño.
    Dolores O’Riordan cantando junto a Meat Loaf, con acompañamiento de Carlos Santana y tal vez, sólo tal vez, Slash. En la batería me atrevería a hacer algo interesante: Pondría a Karen Carpenter, a quien siempre le gustó darle a los tambores. Por supuesto, también cantaría algunas canciones. El resto pueden ser músicos de reparto. La banda estaría dirigida o algo así por John Lennon, quien intentaría mantener vivo a semejante Frankenstein musical que acabo de idear.
  3. Amante de ensueño.
    ¿Se vale hacer una mezcla? Bueno, en realidad aunque el atractivo físico siempre es importante, me gustaría principalmente que se dejara caer el cabello al estilo de Verónica Lake y que me cantara canciones en japonés antes y después. Sólo una vez lo he experimentado y créanme que fue algo muy, muy especial. No entraré en más detalles porque puedo emocionarme y hablarle. Lo malo es que está en México.
  4. Proyecto de ensueño.
    Me encantaría poder hacer micro empresas turísticas-artesanales-de aprovechamiento de recursos naturales en las comunidades apartadas de México. Claro, la idea es mejorar la calidad de vida de los habitantes sin maltratar el medio ambiente ni destruir su comunidad.
  5. Carreras alternativas de ensueño.
    Escritor, preferentemente becado por el gobierno. Por varios gobiernos, de ser posible. Alternativamente, me hubiera gustado ser médico, pero no creo tener la disciplina para serlo.
  6. Día festivo de ensueño. (o, al estilo mexicano, “puente de ensueño”)
    Tres días de aventura en la huasteca potosina. Me encantaría poder ir caminando desde Xilitla hasta Tamul, pasando por Huichiuayán, siguiendo los ríos. Y, por una última ocasión, poder ver reunido a todo el grupo explorador sanjuanense, tristemente ahora tan disperso.
  7. Casa de ensueño.
    “El Castillo”, en Xilitla. Si tuviera el dinero, lo compraría, lo cerraría a los visitantes y me instalaría ahí, como un ermitaño.
  8. Gastronomía de ensueño.
    Una cena de pozole como Dios manda en Iguala. Pozole blanco, convenientemente aderezado con cebolla, orégano y chile en polvo. Va acompañado de taquitos de longaniza, con crema y queso. Y, por supuesto, la copita de mezcal. (Maldición, Jack, tú tienes la culpa de que mi laptop esté a punto de hacer corto…)
  9. Día libre de ensueño.
    Un bank holiday en Inglaterra donde el clima sea suficientemente agradable como para salir a caminar a la campiña y en el que no tenga que estar trabajando en la oficina. Como dijo Demóstenes, sufro.

Como es mi costumbre, no se lo paso a nadie, pero en mi “dream team” de posibles contestarios, definitivamente están Grimalkin, Martha y Ana y aunque las dos últimas no tienen blog, están gentilmente invitadas (sin obligación, claro está) a dejar el comentario respectivo.

Y por ahora, basta. Servido, compadre, he contestado el meme en cuestión.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Toledo

Sí, he estado ausente por un rato, pero me da gusto decir que fue por andar de viaje y por preparar el siguiente. La reunión con Mulan y su banda estuvo bien: Salí con mucho trabajo pero al menos no me regañaron. Y el viernes, muy temprano (a las 4 de la mañana!), salí con rumbo a España. Fui a visitar a mi amiga Jane Kelsall, aka Gianna Kelsalla, a quien no veía desde que salí de México.

(Pequeño paréntesis informativo: Jane fue mi maestra de inglés en México. Curiosamente, es de aquí cerca de Manchester, de un pueblito que se llama Stoke-on-Trent. Ese pueblito aparece en el mapa porque su cerámica es muy famosa y porque ahí nació Robbie Williams. Pero bueno, Jane ha recorrido medio mundo y hasta ahora sigue diciendo que lo que más le ha gustado es México, al grado que se resiste a intentar la pronunciación ibérica.)

Jane tiene un perro, llamado Morenito (reclámenle a ella), que es una curiosa cruza entre Pastor Alemán y Dóberman Pinscher. Como resultado, el perro parece un cachorro de pastor alemán, pues aunque tiene el pelaje y colores de un pastor, tiene el cuerpo de un dóberman. Va una foto para que quede constancia.

morenaix

Lo curioso es que el buen perro me reconoció en cuanto me vio. Creo que estaba más contento de verme de lo que estaba Jane. Debo admitir que yo estaba feliz de verlos a ambos. Va otra foto con el casco histórico de Toledo de fondo.

toledo

Sí, ella es Jane. La verdad es que la extrañaba, cuando estábamos en Querétaro salíamos muy seguido. Por favor, absténganse de hacer un comentario sobre mi panza. Ya sé que parezco de los tapados de Villa y créanme que la comida y las cañas españolas hicieron su parte para mantenerla así este fin de semana.

Volviendo a las cuestiones del viaje, debo decir que Toledo me gustó mucho. Es una ciudad llena de historia, leyendas y bares. Además, el sol estaba impresionante y la temperatura alcanzó los 35 grados centígrados. Eso sí, la lluvia no dejó de perseguirme y el domingo cayó un aguacero impresionante, que incluso dejó sin servicio a algunas líneas del tren. Estoy pensando seriamente en alquilarme como chamán en comunidades que sufren sequía. Al menos mi mala suerte podría serle útil a alguien.

En el último día de mi estancia en España, me trasladé a Madrid, donde visité a Gema y a su señora madre. Decir que me trataron excelentemente es quedarse corto. Casi me sentí parte de la realeza, me dieron una cena impresionante (en cantidad y en delicia) y todavía se levantaron en la madrugada cuando llegó mi taxi. Estoy en deuda con ellas.

Y las cosas aquí en Manchester han seguido emocionantes. Estoy preparando todo para el viaje a Japón, incluyendo la presentación y demás. MP ha decidido cambiarse temporalmente a la oficina donde estoy, porque está haciendo EBSD de unas muestras. Lo malo es que está en un escritorio frente al mío, por lo que he tenido que trabajar de a de veras. Becky, por otro lado, anda algo apartada. Me dijo que tiene exámenes, pero supongo que no le agradó nada que ande visitando amigas en España. Ya veré qué me dice este fin de semana.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

Sesión de carteles

Bueno, como decía endenantes, terminé el poster el lunes, lo enmiqué el martes y lo entregué hoy en la mañana, apenas a tiempo para la sesión de carteles a las 3 de la tarde. La Escuela de Materiales de la Universidad de Manchester está dividida en 4 departamentos, a saber: Textiles, Corrosión, Ciencia del Papel y Ciencia de Materiales. Todavía más, cada departamento tiene diversos grupos de investigación: polímeros, biomateriales, materiales cerámicos, aleaciones ligeras, materiales nanoestructurados y, por supuesto, el excelente, siempre imitado, nunca jamás igualado, grupo de caracterización de esfuerzos y daño. Creo que esta sesión es una de las pocas oportunidades en donde todos los que pertenecemos a la Escuela de Materiales nos podemos ver y, de hecho, conocernos.

Una gran limitante de hacer un doctorado en investigación es que la falta de clases en común hacen prácticamente imposible conocer a los otros sufridos estudiantes doctorales. Pero bueno, para eso son estas sesiones. Hoy conocí a la gran cantidad de estudiantes hispanoparlantes (¡seis!) que trabajan en corrosión y entre ellos apareció el famoso Francisco García-García. Así es, por fin se nos hizo conocernos y los dos nos reímos de la extraña coincidencia (serendipia, que le dicen) de habernos encontrado aquí, siendo prácticamente homónimos y estudiando los dos ciencia de materiales (aunque él trabajando en corrosión y yo en algo que parece micromecánica, con un toque de cristalografía, mecánica del medio continuo, puños y puños de difracción de rayos X y una pizca de sal). Resultó que el día que me llevaron el cheque que era para él (véase la liga anterior), por poco le da un infarto. Lo bueno fue que lo devolví a tiempo. Ahora los dos nos contamos anécdotas de las múltiples veces que nos han confundido.

Ahh, también vi a Manuela, con quien platiqué un buen rato. Quedamos en ir a comer en fecha próxima. Considerando lo ‘pelajustan’ que he sido para con ella, creo que me fue bien. A ver qué pasa más adelante.

Y ahora mismo, estoy tratando de terminar una presentación porque mañana nos visita Mulan. No quiero alargarme mucho, creo que unos 15 a 20 minutos tenemos para discutir unas dos horas. Después de esa reunión, tomo un respiro en el fin de semana y me pongo a preparar la presentación para Japón, que tiene que estar para la otra semana.  Los días últimamente pasan volando.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Student conference 2007

Hace un año contaba mis pormenores con la conferencia de posgrado. Este año las cosas no han mejorado mucho. Otra vez recibí notificaciones tardías y desmadres similares. Además, como anduve de gira artística, no pude terminar mi poster hasta este fin de semana y apenas hoy lo fui a imprimir. Mañana lo enmico y ya lo presento el miércoles por la tarde. Por otro lado, tengo que preparar una presentación para el jueves, pues Mulan y su banda nos visitan. Semanita alegre una vez más. Al menos ya dejó de llover y volvió a salir el sol.

Ahh, pero siempre hay detalles que le echan a perder a uno el día. Fui al cajero a retirar mi beca para después trasladarla a mis cuentas locales (mis cuentas hace que se escuche mejor, creo). Siempre voy al HSBC que está cerca del edificio de Ciencia de Materiales. Y al estar retirando, resulta que sale un aviso en la pantalla: “Ocurrió un problema y su transacción no puede llevarse a cabo”. Me quedó la duda sobre si había hecho el descuento y regresé a la oficina para averiguar.

Y sí, aparecía el retiro, pero yo no tenía el dinero. De inmediato llamé al servicio a cliente y por espacio de media hora me puse a explicarles el problema. Así que armado con la información que me dio el servicio de Visa, regresé a la sucursal, donde me estuve otra hora explicando el cuete sin éxito. Regresé a la oficina donde me pasé otra hora tratando de que me contestaran en el servicio a clientes de Visa. Finalmente me comuniqué y me dijeron que tenía que esperar 48 horas, que si el dinero no regresaba (pues la transacción estaba pendiente) tenía que iniciar un procedimiento de reclamo y que este tomaba de 30 a 45 días. Ahh, pero Visa me daba crédito por la cantidad que no me entregaron apenas a una semana de que haga la reclamación. Cuando colgué el teléfono, lo único que pude decir fue un muy, muy sincero: puta madre.

Si no fuera por estos días, les juro que mi vida en Manchester sería muy aburrida. Al menos me encontré este divertido chiste de rubias en el blog de Cata. Espero que les alegre la tarde como me la alegró a mí, después de mis problemas bancarios.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Pinche lluvia me persigue

Por fin llegué a la última etapa de este viaje. Estoy visitando a mi buen amigo, el master, en Laussane, Suiza. Ayer fue su cumpleaños y sus compañeras de departamento le hicieron una deliciosa cena (la cual, en efecto, siguió incluyendo rösti). La cuestión de la comunicación fue más o menos superada gracias a que ya entiendo un poco más de francés, aunque sigo sin poder hablarlo. Entonces todos hablaban en franćes, yo medio entendía y terciaba contestando en inglés (que los demás si entendían, pero preferían evitarlo si era posible). El sistema, por extraño que parezca, funcionó e incluso discutimos sobre la reciente elección francesa y comparamos la situación de los inmigrantes africanos en Francia con la de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos. Maravillas del vino tinto.

Pero tal como lo indica el nombre de este post, los días aquí han estado lluviosos. Me parece increíble que me haya llovido en Lyon, Villegin, Zurich y ahora en Laussane. Lo peor es que seguramente, para cuando regrese, Manchester va a estar igual. Ni modo…

Basta de posts por el momento. Es hora de conocer la vida nocturna (aunque sea en martes) de Laussanne. Ya mañana me preocuparé por los pendientes mancunianos.

Darth Tradd
Laussane
Suiza

Casi al final

Casi terminan los 3 días de experimento en la línea de tomografía. La verdad es que nos ha ido bien. La preparación de la línea fue bastante rápida y en general hemos obtenido buenos resultados. La experiencia ha sido muy, muy interesante. El sincrotró(la fuente luminosa suiza {SLS}) está situado en un pueblito escondido en las montañas. La ciudad más cercana es Brugg y aún así sólo tiene 10,000 habitantes. La gente es muy amable pero el gran problema, aún más difícil que en Francia, es el idioma. Esta es la zona de influencia alemana de Suiza y, aunque el inglés es ampliamente hablado, todo mundo habla alemán.

Debo decir que mi casi totalmente inexistente alemán me permitió comer aceptablemente, cuando vi schweinemedaillons en el menú del restaurante. Una de las pocas palabras que me sé en alemán (Schweinehund) significa literalmente (o algo así) puerco perro, aunque coloquialmente sea una ofensa un poco más seria. Cuando vi los schweinemedaillons me di cuenta que había acertado y que pedí medallones de cerdo. Creo que no estuvo tan mal.

La cocina suiza es rica, condimentada mayormente con azafrán. Además, al menos en esta zona, sirven rösti a la menor provocación. El rosti no sabe mal, al contrario, me parece un excelente acompañante de la carne. Sin embargo, a veces exageran y tres cuartas partes del plato es rösti, decorado con una salchicha. No puedo quejarme, dado que en México comemos tortilla a la menor provocación y me ha tocado ver gente haciendo tacos de chilaquiles. Lo juro.

Mañana a las 7 de la mañana se termina el tiempo en la línea y regresamos todos a Zurich. De ahí sigo mi camino hacia Laussane, donde voy a visitar al buen Master y festejar su cumpleaños. Creo que este ha sido el viaje más largo que he hecho en tierras europeas, finalmente regresaré a Manchester el miércoles por la tarde. Estoy seguro que me esperará suficiente trabajo para mantenerme ocupado el fin de semana.

Darth Tradd
Paul Scherrer Institute
Villigen, Suiza

En transito

No me perdi en los trenes, solo me gane una mirada rara de parte de los oficiales de migracion en Geneva. Ni siquiera me pusieron un sello en el pasaporte.. Ni modo.

solo resta esperar a que llegue el resto del equipo, mientras, a comer.

Darth Tradd
Zurich Flughaffen
Suiza

ps: que caro es el internet aqui….

Coffee & donuts

En “Ok, Mr. Pancho” (o tal vez en “Ni de aquí ni de allá”, la verdad no me acuerdo), la India María se va de mojada a cumplir un encargo de un narcotraficante y se ve obligada a comer sólo café con donas, merced a su limitado inglés. El día que un amigo le sugiere pedir una “cheeseburger” (delicia culinaria gringa), se va de espaldas cuando la dependiente le pregunta qué tipo de queso quiere en su hamburguesa.

Estoy pasando por prácticamente la misma situación. Ya van varias veces que ando en Francia y siempre acabo pidiendo a la hora del lunch un baguette. Un baguette y un jugo de naranja. Por eso no progresa el país.

Sólo por eso, me voy ahora mismo a conocer un poco de Lyon. Ya terminé las malhadadas piezas fatigables y es relativamente tempra (casi las 7pm). Voy a ver qué se ve por el centro y espero poder pedir una pizza avec champignons et fromage o algo así. No me quiero poner muy exótico, mañana temprano tengo que tomar el tren con rumbo a Zurich. Este viaje ha comenzado bien, esperemos que siga así.

Darth Tradd
Gare Part Dieu
Lyon, Francia

La vida no es muy seria en sus cosas

Juan Rulfo se expresó así en los fragmentos de una novela inconclusa. La frase siempre me ha gustado y, en virtud de los acontecimientos actuales, la he recordado repentinamente. Estoy garrapateando esto en la libreta que Mulan finalmente me me devolvió (por correo). Voy en el Satobús, viajando entre el aeropuerto Saint-Exúpery y Lyon. Me da flojera sacar la laptop y, de todos modos, no hay internet en el autobús. Así que digamos que luego digitalizamos y subimos este texto que ahora están leyendo.

Pero, como siempre, divago. Decía yo que estoy en camino a Lyon, en medio de una llovizna cerrada, que nada tiene que envidiarle a las de Manchester. Mi francés (¡Hola Cata!) ha pasado de ser inexistente a ser anémico-casi-anoréxico. Al menos pude pedir algo de comer y preguntarle al conductor de este camión si iba a detenerse en la Gare Part Dieu.

Mañana me tengo que presentar a las diez de la mañana en la oficina del Profesor Belmondo (se parece, lo juro) en el INSA de Lyon.  A ver si no me pierdo en el tranvía. Traigo conmigo 20 piezas para hacerles pruebas de fatiga y seguramente al final del día, el fatigado seré yo. El jueves, a las 9, tengo que salir con rumbo a Zurich, vía Ginebra, para rendezvouzarme (Quiobo?!) con el resto del equipo. El resto del equipo tuvo a bien mandarme por delante porque era el único disponible para hacer estas pruebas.

¿Y por qué la vida no es muy seria en sus cosas? Porque en Manchester dejé un mediodía soleado, un apurado almuerzo en el pasto del parque All-Saints y a Becky que, sentada junto a mí, se maravillaba de lo azul del cielo y disfrutaba de ese momento de quietud en medio del ajetreo de Manchester. No hablamos mucho. No hizo falta. Como dice un haikú que recuerdo (disculparán el formato): “En compañía de quien calla disfruto la brisa”.

Y ahora, ocho horas después, estoy sólo en la lluvia, a punto de fatigar piezas en un país mayormente amable pero en el que el idioma me aisla.

En efecto, la vida, maestro Rulfo, no es muy seria en sus cosas.

Darth Tradd
Gare de la Part Dieu
Lyon, Francia

Bula aclaratoria: Post digitalizado literalmente por mis fieles yemas, copia infiel y prácticamente adulterada del original escrito (es un decir) en la fiel libreta de pasta dura.

Ultimos preparativos

El fin de semana se fue en electropulir muestras, mandar el artículo para Japón y tratar, a la desesperada, de cerrar todos los pendientes. Y hoy fue un día particularmente movido, con las últimas piezas siendo preparadas, hoteles siendo reservados y el último lab de este semestre siendo impartido.

Estaba pues emocionado presentando la forma correcta de preparar muestras metalográficas cuando recibo un mensaje en mi celular.

En efecto, era de Becky.

“¿Te gustaría ir a comer algún día de esta semana? Claro, si no estás muy ocupado. Espero que estés teniendo un buen día, sería una lástima que no estuvieras sonriendo teniendo un clima tan hermoso.”

Sobra decir (y sin embargo lo digo) que sí estaba sonriendo.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK