Por fin, el verano

El verano, finalmente, ha llegado a Manchester. Después de semanas de lluvia, hoy por fin disfrutamos de un poco de sol. La temperatura no es la ideal y más parece octubre que julio, pero al menos hay sol. Hay poca actividad en la oficina (y en la ciudad en general), mucha gente está de vacaciones y sólo quedamos unos pocos estudiantes de doctorado y postdocs con poca vida social.

Manchester, como lo dije antes (creo), es una ciudad de estudiantes. La Universidad de Manchester (UoM) es la más grande del Reino Unido en cantidad de alumnos. Más de 40,000 changuitos (y changuitas, como diría Fox) de todas nacionalidades, tipos y pelajes andamos por estos lados (y hacemos que la Universidad gane más de 600 millones de libras anuales). Pero Manchester es sede de otras dos universidades grandes. La Universidad Metropolitana de Manchester (MMU), que está literalmente pegadita a la UoM alberga a 21,000 estudiantes de tiempo completo y otros 10,000 de tiempo parcial. Otra más, un poco más alejada del centro (pero no mucho), la Universidad de Salford (SalfordUni) tiene unos 19,000 estudiantes más.

Una rápida suma nos dice que durante los períodos de clases, hay unos 80,000 estudiantes pululando por todo Manchester. Así que a la hora de la comida, por ejemplo, se pueden encontrar largas filas para comprar un kebab, un sandwich de subway o un humilde fish and chips. Lo mismo pasa en los supermercados, los bancos, los pubs, los bares y demás servicios básicos.

Y claro, ahora que es verano y casi todos los 80,000 changuitos (y changuitas) han regresado a sus lugares de origen, la ciudad está tranquila soleada y hasta hay espacio en los soleados parques para sentarse. Y, por supuesto, ahora estoy encerrado, mandándole unos diseños de unas piezas a Mulan, mientras dejo escapar este valioso clima. (Suficiente queja, ya me voy.)

(A la mitad de escribir esto, me entero que Ingmar Bergman, el director de El Séptimo Sello, ha fallecido. Curioso, ahora que acabo de ver una de sus películas más famosas.)

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

El Séptimo Sello

Cuando el Cordero rompió el séptimo sello del rollo, hubo silencio en el cielo durante una media hora.

Ayer estuve a punto de ir a ver “El Séptimo Sello”, la famosa película de Ingmar Bergman. Estaba anunciada en el cine de arte de Manchester, en versión restaurada para festejar su 50 aniversario. Sin embargo, tal como me pasó antes con Freaks, la encontré en línea y así pude verla (y descargarla) de a gratis en Google Video. La liga está justo aquí. [Comentario al calce: Otra razón por la que no fui al cine a verla, es que no pude encontrar a alguien que le interesara ver una película de hace 50 años. Creo que mis gustos para el cine sí son medio raros.]

Luego vi a los siete ángeles que estaba de pie ante Dios, a los cuales se les dieron siete trompetas.

La película sufre del gran problema de los clásicos: Todo mundo hace referencia a ella, pero poca gente la ha visto en realidad. La representación de la muerte como una entidad dispuesta a jugarse la vida de su “cliente” en una competencia (de ajedrez en este caso o de Twister en otro), cobró fuerza a partir de El Séptimo Sello.

Death playing chess

 

 

Entonces el ángel tomó el incensario, lo llenó con brasas de fuego del altar y lo lanzó sobre la tierra; y hubo truenos, voces, relámpagos y un terremoto.

La trama va más o menos así: Antonius Block, un caballero sueco, regresa a su patria junto con Jöns, su escudero, después de haber estado 10 años en las cruzadas. Antonius acaba de despertar cuando se da cuenta que la muerte llega por él. Deseoso de extender su vida un poco más, al menos hasta ver a su mujer otra vez, reta a la Parca a un juego de ajedrez. La muerte acepta gustosa, dado que le encanta jugar y le es difícil encontrar oponentes de buen nivel.

Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se prepararon para tocarlas.

Durante el juego, que es aplazado (Adjourned, según la jerga ajedrecística) varias veces, se descubre que Block no sólo intenta ganar tiempo. También espera que al ganar, la muerte le revele algunos misterios de la vida. En particular, Block está sufriendo de una crisis de fe. No entiende por qué, después de haberle dado a Dios su esfuerzo durante 10 años para reconquistar tierra santa, se siente tan vacío. Todo a su alrededor le dice que la vida es cruel y que no hay un paraíso después de sufrir tanto. Sin embargo, no deja de ser católico y quiere creer que Dios está ahí, a pesar de que él no puede verlo.

El primer ángel tocó su trompeta y fueron lanzados sobre la tierra granizo y fuego, mezclados con sangre. Se quemó la tercera parte de la tierra, junto con la tercera parte de los árboles y toda la hierba verde.

Para colmo, la peste negra está en su apogeo y la gente está cayendo por montones. Supersticiosa, la plebe quema brujas y se flagela esperando con esto expiar sus culpas y liberarse de la plaga. Jöns, el escudero, ha perdido toda esperanza, pero sigue sonriendo y disfrutando la vida terrenal mientras le quede tiempo. En su camino a casa, Antonius y Jöns encuentran a una bruja a punto de ser cocinada al pastor, a un herrero cornudo y su esposa de cascos ligeros y a unos actores ambulantes. Todos tratan de encontrarle sentido a la vida (con excepción de una pareja de actores, que tienen un hijo, en el cual ponen todas sus esperanzas) y de escapar de la peste.

El segundo ángel tocó su trompeta y fue lanzado al mar algo que parecía un gran monte ardiendo en llamas; y la tercera parte del mar se volvió sangre.

Lo que más me gustó de la película fueron sus diálogos. La crisis de fe del caballero lo lleva a hacer preguntas difíciles y, hasta cierto punto, desesperadas.

Block: ¡Quiero el conocimiento! No quiero fe, no quiero suposiciones, quiero el conocimiento. Quiero que Dios estire Su mano, se descubra Su cara y me hable.
Muerte: Pero El guarda silencio.
Block: Le llamo en la obscuridad. Pero es como si no hubiera nadie.
Muerte: Tal vez no hay nadie.
Block: Entonces la vida es un horror absurdo. Ningún hombre puede vivir encarando a la Muerte, sabiendo que al final sólo queda la nada.
Muerte: La mayoría de la gente nunca piensa en la muerte o en la nada.
Block: Pero un día llegas al límite la vida y encaras la obscuridad.
Muerte (sonriendo): Ah, ese día.
Block: Sé lo que quieres decir…

O cuando interroga a la bruja (que él sabe inocente) a punto de ser quemada.

Block: ¿Has conocido al Diablo? Yo también quiero conocerlo.
Bruja: ¿Para qué querrías conocerle?
Block: Quiero preguntarle acerca de Dios. El, de toda la gente, debe saber.

La tercera parte de todo lo que vivía en el mar, murió, y la tercera parte de los barcos fueron destruidos.

El caballero, sin embargo, no se permite tomarse muy en serio. Cuando habla con la esposa del actor es claro que considera que su búsqueda es inútil y se autocompadece.

Mia: No se le ve alegre.
Block: No.
Mia: ¿Está cansado?
Block: Sí, mi compañía es aburrida.
Mia: ¿Su escudero?
Block: No, él no.
Mia: ¿Entonces quién?
Block: Yo mismo.

El tercer ángel tocó su trompeta y una gran estrella, ardiendo como una antorcha, cayó del cielo sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales.

La película, aunque algo vieja después de 50 años, es definitivamente excelente. Me gustó mucho porque me recordó la idea de la muerte que me formé hace muchos años, cuando vi la película de Macario y leí la historia de Nachiketas: Un ente honorable, fino, educado y, sin embargo, implacable, como se lo hace saber al caballero.

Block: ¡Nada se te escapa!
Muerte: Nada se escapa de mí. Nadie se escapa de mí.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

Breve informe

Un rápido mensaje para todo mis buenos amigos que siguen esta página y están al pendiente de mí. Las inundaciones en esta isla han afectado principalmente a Warwickshire, Gloucestershire y Oxfordshire. Abingdon, donde alguna vez me quedé cuando fui al ISIS, está bajo casi un metro de agua. En Gloucester, una subestación eléctrica tuvo que ser apagada cuando el agua estuvo a sólo unos metros de inundarla. Mucha gente en las Midlands se ha quedado sin agua (potable, se entiende) y sin electricidad. El servicio de trenes entre Birmingham y Londres también ha sido afectado.

¿Qué tan cerca esta eso de aquí? Tan cerca como para que los bomberos del Greater Manchester fueran llamados a ayudar a Gloucester.

Entonces, ¿las inundaciones están cerca de amenazar Manchester? No, la verdad es que ha llovido bastante en días pasados, pero no ha pasado a mayores.

¿Cómo está el clima en Manchester?  Increíblemente, soleado, aunque algo fresco para ser verano.

Las inundaciones en las Midlands son las peores de los últimos 50 años en Inglaterra y la cantidad de damnificados es alta. Sin embargo, como dije antes, Manchester (y por extensión el que esto escribe) han escapado de ellas.

Seguiremos informando.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Fontanarrosa

El genial dibujante argentino, Roberto Negro Fontanarrosa, ha fallecido. Recuerdo que “Boogie el aceitoso” fue mi primer acercamiento a la caricatura más madura y de humor negro. Cuando yo era un niño Boogie salía al final del Proceso semanal (No se me olvida que cuando empecé a leer le dije a mi papá que la revista se llama porqueso. A la fecha mi papá se ríe cuando se acuerda).  Boogie era algo que nunca había leído, su falta de respeto y su cinismo ante todo lo hacían un personaje odiable y sin embargo, al final de la tira hacía reír y pensar, un logro muy difícil en cualquier tira cómica.

Fontanarrosa, fue también creador de “Inodoro Pereyra, el renegau”, el último gaucho de las pampas argentinas. Sus aventuras con su perro Mendieta y su mujer Eulogia son, a pesar de la plétora de expresiones argentinas, universales.

A últimas fechas, Fontanarrosa sufría de una enfermedad degenerativa que le impidió continuar con sus dibujos. Gran parte de su trabajo puede ser visto en su web, ubicada en http://www.negrofontanarrosa.com/main.htm. Es una pena que el mundo haya perdido a un comediante del nivel de Fontanarrosa. En palabras de Boogie, Shit.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

PS: Cuando un comediante deja de existir, hay que tratar de dar una nota alegre. En este caso, aquí les va un spoiler del último libro de Harry Potter. Supe de buena fuente que la razón por la cual la lealtad de Severus Snape brinca entre Dumbledore y Voldemort es porque Snape es en realidad: ¡Keyser Soze!

PS2: Lo sé, mal chiste y demasiada obscura y forzada la referencia. Es lo malo (tal vez lo bueno) de no ser pottermaníaco.

Coffee Coconut break

La semana pasada tuve una reunión con Mulan y sus secuaces, tras de la cual salí con la siguiente lista de pendientes:

– Analysis of the previous experimental results, especially the lattice strain data.
– Ask for the previous neutron data.
– Cyclic loading experiments, trying to find any sign of hysteresis.
– SEM In-situ loading experiments using image correlation analysis.
– SEM/ECCI in-situ loading experiments.
– Tomography analysis of tested samples.
– Analysis of tomography results.
– Think about having some kind of simple device to use in the in-situ measurements
– Texture analysis on the high energy XRD results
– Start collecting images from analysed results (for eventual papers).
– Corrections on first year report
– Report for diffraction experiment

Y todavía tengo que terminar por ahí un modelo de la deformación de mi aleación y seguir leyendo artículos.

En medio de todo esto, recibí un mensaje de Mr. Darcy, invitándome a comer a su lab. Cuando llegué, me enteré que su última idea es utilizar fibras de coco como precursoras de sus materiales microporosos. La idea era entonces ayudarle a partir los cocos y comérnoslos para no desperdiciarlos y así él conseguir el material necesario para sus experimentos. Para ello nos invitó a varios compañeros de su lab y a mí.

(Paréntesis: Mr. Darcy está haciendo su doctorado en Ingeniería Química, especializándole en desarrollar materiales microporosos que tendrían un eventual uso como jaulas químicas para atrapar metales pesados y otros contaminantes de aguas residuales)

El asunto es que Darcy consiguió, por módicas 1.50 libras, 3 cocos de tamaño regular. Así que nos dispusimos a vaciar la leche de los cocos, con certeras perforaciones en la zona precisa (parte del diseño inteligente, dirían algunos). Estaba divirtiéndome viendo a Darcy sufrir con la partida de los cocos cuando apareció Chayway, un amigo de Thailandia. Con la habilidad de un coquero acapulqueño (sin relación con la cocaína), Chayway partió los 3 cocos con unos cuantos golpes de unas pinzas de presión, sosteniéndolos en la mano. No nos permitimos impresionarnos mucho con su habilidad y nos dispusimos a comernos los cocos con bastante limón y Tajín.

Después de un rato, quedaba el asunto de la leche de coco. Teníamos un poco más de medio litro disponible y pocas ideas.

– Propongo que compremos ginebra- dijo Darcy.
– ¿Tal vez Vodka?- sugirió Chayway.
– Yo no tomo, son apenas las 2 de la tarde – terció Nydia, una chava española también invitada a la cocada.
– Nada de eso, compañeros, denme 10 minutos y cinco libras y traeré la solución. -dije yo con mi aplomo di’ombre de verdad (al estilo comercial de Patrick’s de los 80)

Obviamente me dieron los 10 minutos, pero no las 5 libras. Creo que temían que huyera con ellas. Aunque con 5 libras, no creo que hubiera podido conseguir a ningunas “ellas” que huyeran conmigo. A los 8 minutos volví armado con una bolsa de una tienda cercana.

– ¿Qué habéis traído? – curioseó Nydia.

Del fondo de la bolsa plástica extraje dos contenedores. Uno de vidrio y otro del famoso estilo Tetrapak (R).

– Matarratas.
– ¿Matarratas? ¿Pero qué coño te has pensado?
– ¿Qué es eso de matarratas? – Darcy se veía un poco preocupado.
– Tranquilos, es Bacardí blanco. Lo de matarratas es de cariño.
– Ahhh- suspiraron con alivio todos.
– ¿Y el jugo?
– De piña, por supuesto. Vamos a hacer unas piñas coladas de poca.

Y sí, con la leche fresca de coco, el jugo de piña marca genérica y el pomito de 200 ml de matarratas, armamos unas piñas coladas dignas de un mejor verano.

– Pues te han quedado buenas las piñas coladas, ¿eh? Fresquitas y ricas y mira que yo no tomo – me dijo Nydia entre risas.
– Me tienes que dar la receta, – me pidió Chayway – este coctel no lo conocía. ¿Lo habías hecho antes?
– No, se me ocurrió ahora mismo – mentí con falsa modestia.
– I’m impressed.

Lo que nos faltó fue el sol, este verano ha sido terriblemente lluvioso. El año pasado estuvo delicioso, sin embargo ahora el sol ha brillado por su ausencia. Pero bueno, tal como dijo Lennon en I am the walrus:

Sitting in an English garden waiting for the sun.
If the sun don’t come, you get a tan
from standing in the English rain.

Luego me enteré que Lennon escribió esta canción estando hasta arriba con LSD. Ya decía yo que la lluvia inglesa, aunque ácida, no bronceaba.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK

Obsesiones

Hace unos días, mientras platicaba con Mr. Darcy, me pareció sorprendente saber que estaba planeando seriamente irse a formar a la medianoche del 21 de julio afuera de Blackwell’s (una céntrica librería) para comprar el último libro de Harry Potter. Reí de muy buena gana (ayudado un poco por la deliciosa [y barata] cerveza servida en el Pub en el que estábamos.) y le dije que sinceramente se me hacía demasiado. Mr. Darcy, como siempre, me tiró de a loco y dijo algo así como que cada quien tenía sus gustos. No pude decir nada al respecto, así que mejor me fui por la siguiente ronda, tratando de pensar en por qué a mí nunca me alcanzó la pottermanía.

Hoy, mientras preparaba este post, me di cuenta de que mis aficiones también están cerca de ser obsesión. Este post comenzó, no me pregunten por qué, como una comparación entre estilos de mis dibujantes preferidos en Batman. Así que van unas cuantas imágenes, con algunos comentarios al calce.

Kane

Comenzamos con la imagen clásica de Detective Comics No. 27, dibujada por Bob Kane. La tomamos como punto de comparación respecto a los posteriores estilos del murciélago. Nótense las orejas que recuerdan más a las de un zorro que a las de un murciélago. El escudo, apenas visible, sólo muestra la silueta pero no el famoso fondo amarillo.

Demos un gran salto de más de 50 años para ver el dibujo de Brian Bolland. Disculpen el supermán que se coló en la imagen. No pude encontrar una viñeta que me gustara de “A killing joke” una de las mejores historias jamás contadas y dibujadas en los cómics. Bolland mantiene un Batman creíble, de proporciones anatómicas correctas y, sobre todo, capaz de mostrar emociones incluso a través de la capucha.

Pasemos ahora al Batman de las series animadas de los 90’s. El famoso hombre murciélago de Bruce Timm, que se decidió por una imagen más estilizada. Este Batman tiene un mentón que es casi dos veces más largo que su frente y una barbilla tan prominente que se mereció parodias por casi todas las lamentables caricaturas de inicio de este siglo. El estilo de Timm, sin embargo, tiene sus ventajas. Al ser más estilizado, es ideal para la animación y también sirve para mostrar a Batman como una figura obscura y enigmática. Inspiró una multitud de secuelas, incluyendo a Superman, La liga de la justicia y Batman del futuro.

Ahora que si se trata de mostrar a un Batman obscuro, enigmático y casi diabólico, el dibujante es, sin duda, Kelley Jones. No encontré la imagen que quería de Jones, donde Batman aparece atrapado por la muerte, así que pongo estas dos para mostrar mejor su estilo. A Mr. Jones le gusta mucho mostrar a un Batman imposible anatómicamente. Nótense también las orejas kilométricas y las costillas sobresaliendo. Kelley Jones es el dibujante ideal para las historias más ligadas con lo sobrenatural y, convenientemente, ha dibujado Lluvia Roja y Niebla Carmesí (donde Batman se enfrenta a Drácula. Lo juro, el resultado es interesante en una historia un tanto rara) y Batman:Deadman, una historia con momias incas y traficantes de oro.

Alex Ross se merece una mención aparte, dado que no dibuja cómics a la manera tradicional, sino que los pinta. Por supuesto, esto no es del agrado de todos, hay quienes dicen que los cómics deben parecer tales y no una fotonovela. Sin embargo, Alex Ross ha conseguido excelentes imágenes, en particular en Kingdon Come y es un maestro del detalle. En esa novela gráfica, hay que estar atento a cada imagen pues hay referencias a cómics y caricaturas en todos lados. Su Batman tiene un detalle muy particular: Dado que el estilo es realista, no se muestra con los famosos ojos en blanco (tipo maestro Shaolín).

No podía faltar, por supuesto, Frank Miller. La imagen corresponde a Dark Night Returns, donde Batman regresa del retiro con unos buenos 60 años encima. El Batman de Miller muestra una silueta más pesada y menos estilizada, fruto de su edad (aunque en otras historias también dibujadas por Miller con un Batman más joven, también se muestra más pesado). A Frank Miller aparentemente le desagradan las largas orejas de Batman y decide dejárselas casi vestigiales. Miller está ultimamente muy de moda, tras las películas Sin City y 300. Personalmente creo que Miller ha perdido un poco el piso y se la pasa haciendo declaraciones medio raras, pero eso no quita que su Dark Night Returns (publicado hace más de 20 años) sea una obra maestra.

Y, para finalizar, les presento el trabajo de Jim Lee. Jim Lee es considerado como el mejor dibujante de cómics actual y, la verdad, estoy de acuerdo. Su estilo mantiene suficiente realismo y proporción como para agradar a cualquiera, pero se mantiene puramente dentro del estilo de los cómics, sin llegar al fotorealismo de Ross. Me hubiera gustado conseguir una imagen más grande, pero no la encontré.

Como se podrán imaginar (y si es que han sobrevivido al larguísimo post), cuando iba por mitad de la búsqueda de imágenes ya me había arrepentido de lo que le había dicho a Oscar. Sin embargo, me sentí bien porque encontré una página cuyos autores, definitivamente, me superan en esto.

Resulta que a estas buenas personas se les ocurrió averiguar, a partir de las diversas historias publicadas del hombre murciélago, cuál era su religión. Lo juro, es más aquí está la prueba.  Según sus investigaciones, Batman es mitad católico, mitad episcopal (creo que así se traduce). Episcopal por su padre y católico por su madre, si bien, actualmente, no practica ninguna religión (?!). El análisis es larguísimo y lleno de viñetas sacadas de una plétora de historias distintas.

Tras haber quedado realmente impresionado por semejante análisis, por poco me da un síncope al ver que han analizado a practicamente todos los superhéroes de Marvel y DC. Así las cosas me enteré de que Superman es metodista, Spiderman es protestante, la Mole es judío y que la mujer amarilla maravilla honra a los antiguos dioses griegos. Creo que voy a ir consiguiendo lugar en la fila para comprar el próximo libro de Harry Potter.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

The flying dutchman

Tras la impresión de haber sido seleccionado como blog representante de Querétaro en la narración de la Ruta Quetzal, me he llevado otra gran sorpresa ahora que me llegó mi reporte de millas frecuentes de KLM.

millas

Realmente no lo podía creer. Necesito 15 vuelos al año para subir de categoría (de marfil a plata) y, justo a la mitad, ya llevo 14. A pesar de que “conocí” Qatar en el viaje a Japón y que el vuelo me salió muy barato, me arrepiento de no haberme ido con KLM. De haberme ido con ellos, ahora tendría la posibilidad de mejorar mi boleto de regreso a México o de conseguir un vuelo a algún lugar de Europa.

Lo malo, claro está, es que no creo poder mantener este ritmo de viajes en lo que resta del año. MP ya me advirtió en nuestra última reunión: “Ya estuvo bien de experimentos, congresos y demás, al menos por este año. ¡A trabajar!”  Sin embargo, no voy a dejar pasar esta oportunidad tan fácilmente. Sólo necesito un vuelo y unas pocas millas más para presumir mi nivel plata y poder brincarme algunas filas en los aeropuertos.

Así las cosas, tendré que planear con todo cuidado mis siguientes viajes tratando, al mismo tiempo, de cumplir con el avance del proyecto en tiempo y forma. Necesito concentrarme y ser productivo en este verano. Hay que aprovechar que el maldito clima obliga a estar encerrado.

Darth Tradd
Grosvenor Street
Manchester, UK