¿Y luego?

En la mañana de mi examen profesional, Manchester amaneció cubierta de nieve. Me preparé un desayuno ligero, me enfundé el traje y procedí a caminar con todo cuidado rumbo al Centro de Ciencia de Materiales. Al ir entrando me encontré con mi sinodal interno, J, el cual me dijo que podíamos adelantar el inicio del examen pues ya tenían todo listo.

Tengo que aclarar aquí un par de cosas respecto al examen. Uno, oficialmente se llama viva voce, como una contracción-deformación de defensa de viva voz en latín. Lo curioso es que aquí mucha gente le dice vaiva. Vaiva asté a saber por qué. Lo segundo es que al contrario de las defensas en México, donde uno expone la tesis frente a un auditorio repleto con los cuates y la familia, aquí la defensa es a puerta cerrada. Además, uno no expone nada. Se abre la tesis y los sinodales comienzan a aventar preguntas.

Hechas las aclaraciones pertinentes, prosigo. En la oficina de J me esperaba WS,  mi sinodal externo. Me saludó muy amablemente y me explicó que el examen tenía dos objetivos. Uno, asegurarse de que yo había escrito la tesis y dos, conversar sobre algunas dudas que les habían surgido al leerla. Las preguntas fueron relativamente sencillas aunque he de admitir que me atoré en unas dos. Lo cierto es que J estuvo muy atento y me ayudó un poco al corregirme cuando empezaba a desvaríar. Eso sí, las preguntas de J fueron las más difíciles.

Después de dos horas de preguntas, me pidieron que saliera de la oficina. Tras 5 minutos de dar vueltas como mayate, me pidieron que regresara. Oficialmente aprobé y sólo necesito hacer correcciones menores (mayormente errores tipográficos y un par de gráficas que necesitan explicación adicional). Me felicitaron muy efusivamente y comenzó la celebración.

He cumplido el objetivo que me trajo hasta acá. Después de 4 años, por fin puedo decir que soy doctor en ciencia de materiales. Exactamente qué significa eso no lo sé aún, pero ahora se vienen más decisiones y sin duda más problemas. Ya me preocuparé de ello en su momento. Mientras tanto, disfrutaré la nieve en Manchester.

Felices fiestas para todos.

Darth Tradd, PhD

Hulme

Manchester, UK

Bula informativa

La gerencia creativa de este blog tiene a bien publicar la siguiente bula informativa que resume las últimas noticias del desaparecido autor. Con dedicatoria a todos mis estimados lectores, para que sean sabedores de que:

  1. Mi retina en particular y mi visión en general se encuentran en buen estado. Se agradecen las ofertas de gafas protectoras y los buenos deseos para el pronto regreso a las canchas.
  2. Parece ser que la conjunción astral y el pescado frito con papas ídem han hecho que Noviembre sea el mes de los problemas migratorios. Nuevamente el que esto escribe se encuentra tramitando visas cuando debería estar empacando para pasar las navidades.
  3. Al contrario del año pasado, el trámite se complicó un poco más y, como resultado, no estaré disfrutando de mi visita anual al valle de Ixtachichimecapan (vecino de los llanos del Cazadero, las barrancas de San Sebastián y la Loma Linda).
  4. Tal situación traía bastante encabronado al autor de estas líneas, pero en días pasados ha terminado aceptándola y se prepara a disfrutar del frío y húmedo invierno de Mancunia.
  5. Mañana viernes 18 de diciembre a las 10 de la mañana es mi examen doctoral. A’í se acuerdan de mí si tienen chance.
  6. Con la finalidad de no verse tan mal durante su flagelación, lapidación y posterior asado al pastor o a la parrilla examen profesional, el que esto escribe decidió irse a comprar un traje estilo Savile Row en House of Fraser. La decepción fue mayúscula al tener que comprar un saco talla 48 con manga regular.
  7. Curiosamente, a pesar de haber estado estudiando en Inglaterra, mi asesor es alemán y mis sinodales son de Portugal y China. Maravillas de la globalización.
  8. Copiándole a Juan, el que esto escribe ha estado brincando entre la primera persona y la tercera persona al hablar de sí mismo, buscando que en promedio no acabe usando ni una ni la otra.

Bula publicada en la extrañamente soleada y helada Manchester, en el suburbio de Hulme, a los 17 días del mes de diciembre de 2009.