El grito

Pues sí, otra vez se vino el grito aquí en tierras mancusianas y quedó tan raro como el del año pasado. A pesar de mis esfuerzos, ninguna de mis amigas se animó a acudir a una fiesta mexicana que se llame “el grito”… Miedosas. Así que tuvimos que hacer una superfiesta con la graciosa cantidad de 3 personas. Imagínense. Bueno, mejor no se imaginen, aquí están las fotos de lo que preparamos. Primero, unos buenos frijoles refritos con queso y totopos.

Totopos

Luego, unos chilaquiles con pollo finamente desmenuzado (se hacía tarde, pues) preparados con salsa Del Fuerte y con 4 jitomates adicionales pa’que rindiera.

Chilaquiles

Y eso sí, harto tequila (bueno, dos botellas) para aderezar la noche. La botella de valentina salió por metiche en la foto, con tal de salir con el elote que me regaló Martha (gracias!!)

elote

Nuestra superfiesta se terminó por ahí de las 12 de la noche, cuando el tocayo se tenía que ir a Edimburgo a ver a su látigo y el JC se lanzó a dormir. Yo me quedé ahí, en el cuarto común de Opal, meditando sobre el significado de esta fiesta aquí en Inglaterra. Creo que más que otra cosa, nos recuerda que ha pasado un año desde que llegamos a estas tierras. Ahora sí, tras este tiempo, siento lejano a México. De verdad, me da gusto que falte poco para regresar.

Ahh y para colmo leí por ahí que los nopales están en riesgo por una plaga. Una larva de una pollila anida en ellos y los destruye. Todo porque en alguna ocasión los australianos pensaron que sería una buena idea sembrar nopales como alimento para ganado y los nopales crecieron como saben: pa’rriba y a lo baboso y se hicieron plaga. Introdujeron estas polillas originarias de sudamérica y lo controlaron. En su momento fue aplaudido como un gran ejemplo de control natural de plagas, pero ahora la polila se ha detectado en Florida y en Isla Mujeres. Es probable que pueda dar el salto y llegar a molestas los nopales tierra adentro.

Así que desde aquí un llamado a todos mis amigos y demás fauna bloguera que frecuenta este tugurio: Si llegan a ver una polilla cerca de un nopal de cualquier tipo, destrípenla sin más miramientos. En México no sabemos de control natural de plagas, atáquenla con un DDG como diría Madaleno (De dos guarachazos). Si para cuando vaya en diciembre no me puedo echar un taco de nopales porque son una especie en riesgo…. no sé qué haré, pero ustedes destripen a las polillas. No quiero encontrarme con sorpresas desagradables.

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK

PS: Voy otra vez al ISIS como damo de compañía. Toda la semana en Oxford, en la Neutron Spallation Source. Ya les platicaré.

4 thoughts on “El grito

  1. Como diría mi agüelo: “Mijo, el mejor insecto es el insecto muerto” Y si yo preguntaba “¿Y las abejitas?” él reviraba “Con mayor razón, mijo, porque las desgraciadas pican…”

  2. En efecto, el mejor insecto es el insecto muerto. Pero juro por el osito bimbo que si cuando regrese no puedo comer nopales porque están plagados, voy a desquitarme con cualquier insecto que encuentre. Los voy a condenar a morir atrapados en ambar (que puedo sustituir convenientemente por marmite, supongo)

  3. Chale! que ricos se ven tus chilaquiles!!… Por cierto, también soy mexicana, pero estoy viviendo en España, Islas Canarias… aca sí celebramos “El grito” en “grande”, mariachi y toda la cosa… de dónde salio tanto mexicano?, ni idea, es algo que aún me estoy preguntando, pero se puso bueno el zapateo… Bueno, paisa, saludos…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *