Todavía no me muero

Así es, como dijeron Paul McCartney, Mark Twain y hasta María Victoria (en absoluto desorden), los reportes de mi supuesta muerte han sido muy exagerados y juro que no morí. Eso sí, en las últimas dos semanas he pasado de una gripa más que molesta a una laringitis con tos que me hizo expulsar casi completos mis pulmones. Así que, ¿a qué me he dedicado en esta semanas? Yo también quisiera saberlo…

La gripa que pesqué en Newcastle me duró la semana completa y lo peor es que al día siguiente de que regrese tuve que dar una sesión tutorial de difracción de rayos X. Creo que ni yo me entendía, pero los alumnos se divirtieron sin duda. Al menos serví de mal ejemplo, creo. Al terminar la semana ya me había mejorado bastante y me animé a ir a una fiesta medieval. En efecto, me invitaron a una fiesta medieval y por supuesto había que ir disfrazado. Yo no me quise quedar atrás y saqué mi mejor representación de un fraile tuck ebrio y a la mexicana.

monje

Nótese el detallazo de ponerme mis huaraches de suela de llanta y mi peluca con tonsura y todo. Mi disfraz fue exitoso, gané el primer premio y además, por una ocasión en mi vida en esta isla del encanto, ligué. Así es, conocí a una gentil chamaca de Blackpool a la que creo que le gustó la coronilla falsa que traía. Luego les cuento un poco más de ella, hasta el momento vamos bien. Hemos salido un par de veces y, hasta el momento, todo bien. Pasa la prueba de la nerdez (estudia matemáticas) y al menos no ha bostezado cuando platicamos. Veremos qué pasa.

El usar huaraches en un país como el Reino Unido se reveló como una mala idea. Al terminó de la fiesta, en la que por cierto también encontré que es una mala idea mezclar vino blanco con tinto, sidra y Guinness, mis pies perdieron demasiado calor. Ni bien había salido de la gripa, cuando entré a una laringitis que amenazaba con ponerse peor. La tos ya me estaba saliendo desde muy adentro de los pulmones y me llevé otra semana tratando de recuperarme, mientras seguía con mis consabidos tutoriales. Entre mi tos y demás problemas, me llegó una noticia que me alegró el día (y de hecho la semana). Mi querida amiga Grimalkin hizo una clasificación de citas por demás divertida y tuvo el gran detalle de incluirme en su post. Yo también te mando un fuerte abrazo y un beso amiga. Por cierto, sigo esperando las fotos…

Pero esa semana los tutoriales se pusieron más pesados. Me tocó impartir y calificar el más difícil de todos ellos: electron diffraction patterns, básico para entender el microscopio electrónico de transmisión. Lo tuvimos que dar en dos días, porque los changuitos no terminaban y yo le tuve que dedicar un día adicional a entenderle bien al tema. Súmenle a eso que mi jefe (PW) me pidió que calificara unas tareas y que Mulan estuvo dando lata con correos pidiéndome que le explicara unas cosas.

(Paréntesis para mostrar que lo mío contra Mulan no es producto de una simple animadversión. Tardé en contestarle su correo y me mandó otro para preguntar si había recibido el primero. Le dije que sí, pero que me diera oportunidad de contestarle correctamente. Su respuesta fue: Está bien, sólo que tenía duda de si lo había mandado. A veces pienso que hago las cosas pero no las hago. Palabra)

Terminé como pude la calificada, los tutoriales, la tos y unas gráficas que me pidió mi jefe (MP). Para colmo, a Lalo Cota se le desprendió una amalgama por andar mascando sugus. Acabamos en el dentista sufriendo para explicar lo que había pasado. 42 libras después (unos 840 pesos), Lalo podía comer nuevamente. El hecho de que fueran 42 libras no pasó desapercibido para mí. ¡Es un compló!

Todavía tuvimos el descaro de irnos de parranda al Copacabana y hacer una fiesta al día siguiente en la casa. Back to back como en los viejos tiempos. Lo rescatable del Copa fue que traté de enseñarle a bailar a una japonesa y creo que no le gustó mi estilo (vaya, a mí me gusta bailar pegadito, ¿es un pecado?), pero al menos me divertí.

Y cuando ya por fin me sentaba a tratar de hacer algo de trabajo, mi papá me envía un correo. La Universidad me mandó un paquete a la casa donde dice que les debo dinero, pues no tienen la carta de mi patrocinador. Me piden que conteste a la brevedad posible o me van a cobrar personalmente. La dichosa carta llegó dos meses después de haber sido emitida a mi dirección en México. Corriendo fui a reclamar y me dijeron: Lo que pasa es que cuando es asunto oficial las cartas se envían a la dirección permanente, no a la dirección temporal. Sí, y eso debe funcionar perfectamente – repliqué – cuando la gente vive en el Reino Unido. Pero yo vivo hasta México, señorita. Sí, verdad, no había pensado en eso, jiji. Tras mi encuentro con la burocracia británica, decidí mandar todo a volar. Como David, mejor conocido como el Proxy (por razones que intentaré explicar en el próximo post), se encontraba de visita en Madrid, Lalo y yo nos escapamos de fin de semana a verlo.

(Nuevo paréntesis. David forma parte de la degeneración 2000-200x de la maestría en el Siniestán (Cinvestav) Unidad Querétaro. Fuimos un grupo muy unido y bastante desmadroso. De alguna forma seguimos todos en contacto y seguimos haciendo de todos los triunfos particulares) De los 11 locos que estuvimos en esa maestría, más de la mitad conseguimos posgrados o estancias en el extranjero. )

Cansado y sin tiempo de contactar a nadie de mis amigos en Madrid, nos lanzamos allá a pasar el fin de semana. Pero es cuento digno de otro post. Solamente pongo mi foto durmiendo la mona cual gato bodeguero en Plaza Mayor. A David no se le nota por los lentes, pero andaba igual de desvelado que yo.

 

Y por ahora, basta. Ya me cansé de escribir. Es mala idea dejar abandonado el blog tanto tiempo. Luego cuesta más contar las desventuras de por acá. Puedo adelantar que Madrid me gustó mucho y que fue un fin de semana bien aprovechado.

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

4 thoughts on “Todavía no me muero

  1. ¿¡Ya saliste con alguien!? ¿Según mi definición o la de quién? Qué bueno que te hice la semana. Imagínate cómo estaba yo: feliz.

    Un abrazo. Sigo leyendo.

  2. Grimalkin, mon amie, he salido con ella de acuerdo a tu clasificación. Todavía no sé qué va a pasar, la chava me agrada pero es muy pronto para saber qué tanto. Eso sí, casi me pierde con eso de las paperas.

    Te mando un abrazo y un beso desde la “primaveral” Manchester.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *