Un prietito en el arroz

Segundo día de la conferencia de titanio. Tal como dice su sitio web, para ir de mi hotel (Tokyu) al centro internacional de convenciones de Kyoto, tengo que tomar el metro. Son 10 minutos de caminata para llegar a la estación Gojo y de ahí otros 20 minutos para que llegue el metro a donde termina la línea Karasuma en la estación Kukasaikaikan.

Viajar en el metro de Kyoto ha sido toda una experiencia. Por principio de cuentas, no es tan caro como se dice. Un viaje sencillo me sale en 280 yenes, unos 1.80 euros, 1.15 libras o unos 25 pesos mexicanos. Sí, para los estándares mexicanos es alto, pero un viaje sencillo en Londres sale en 1.70 libras. Es más, la dejada mínima en los autobuses de Manchester está en 0.70 libras en los de segunda y 1.10 en los de primera y la distancia es mucho más corta.

En fin, la compra de boletos es interesante. Hay que enfrentarse a una máquina automática que está perfectamente señalizada, pero en japonés. Hay un botón que da una breve explicación en inglés. Siguiendo las instrucciones, primero se mete el dinero, luego se selecciona el servicio (metro, autobús o combinado), luego la tarifa (estudiante, tercera edad o boleto normal) y luego la cantidad de boletos. Si alguien entiende porque se mete el dinero primero, que me explique. Me recordó cuando la pantera rosa compra un refresco y primero le dan los hielos, luego el líquido y al final el vaso.

Los vagones, como en todo buen metro que se respete, se llenan impresionantemente. Kyoto es una ciudad grande (con millón y medio de habitantes) y mucha gente se va por el metro para evitar los embotellamientos. A mí me toca recorrer prácticamente toda la línea Karasuma, pues de sus 15 estaciones paso por 10. Pero el trayecto es interesante, mucha gente se me queda viendo dado que, como dice el título del post, soy un prietito en el arroz.

Destaco demasiado entre los japoneses, sólo vean las diferencias: ¿Ojos rasgados? No. ¿Tez clara y un tanto amarilla? Menos. ¿Modos y modales japoneses? Ni de chiste. ¿Talla relativamente menuda y complexión esbelta? Ja.

Así las cosas, con toda la decencia que los caracteriza, muchas japoneses me ven con una mezcla de extrañeza y curiosidad. Yo, como es mi costumbre, contesto con una sonrisa (bueno, con la mueca que hace las veces de mi sonrisa) y he tenido resultados varios. Hay quien responde con otra sonrisa y una leve inclinación de cabeza, quien voltea rápidamente hacia otro lado y quien se me queda viendo todavía más extrañado, supongo que preguntándose ¿Y este güey de qué se ríe?

Me voy, tengo que asistir a otras presentaciones. Afortunadamente, MP ya tuvo tiempo de revisar mi presentación y estuvo de acuerdo. Es más, como todavía no me creo lo que me mandó en su correo (y por supuesto, tengo que presumirlo) pego a continuación lo que me escribió.

Francisco

I have removed the combining the strength of…  from the Masterslide since we are not supposed to have this on anymore. Can you please check your last slide. You need to include acknowledgements to your presentation. You need to mention your scholarship, ID15 and the beam line scientist.

I have problems to see the picture from your channelling contrast on my screen properly. Just make sure that you only say what you actually see on the picture. But it is a very nice and very professional presentation.

M

Sí, lo sé, que presumido soy. Pero todavía no me creo que me haya dicho eso. Sólo espero que a la hora de presentarla me vaya así de bien.

Darth Tradd
Kyoto Kokusaikaikan
Kyoto, Japón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *