Maravilloso Vista, ¿verdad?

Hace un rato le decía a Moath que en este fin de año había adquirido una nueva laptop, la cual traía Windows Vista preinstalado.

– La verdad, – le dije – creo que Windows Vista no está tan mal. Tú sabes que no soy fanático de Microsoft, pero hasta donde lo he usado, Vista hace el trabajo sin mayores problemas.
– Yo he leído, – replicó – que Vista funciona bien para el uso diario, pero que a la hora de meterse en trabajo en serio, no da el ancho.
– Increíblemente, no tengo quejas todavía. Y tú sabes cómo me quejo de Windows y de tus queridas bloody macs.

Cabe aclarar que la nueva laptop (llamada dms3 por alguna razón) tiene un arranque doble: Vista y OpenSUSE Linux. Tengo años usando Ubuntu, pero esta versión de OpenSUSE está muy bien y la estamos probando. Ambos sistemas coexisten sin problemas y creo que a veces hasta se llevan bien.

Total, llegué a la casa en Hulme y me dispuse a llamar la casa en San Juan del Río usando Skype. Skype y su videoconferencia es una de las pocas razones por las que conservo Windows. Las otras razones tienen que ver con algunas conferencias y revistas que sólo tienen plantillas en Word para sus artículos.

Pero decía yo que entré a la partición de Windows y ¡en la madre!, no entra.

“Windows no puede arrancar porque el archivo c:WindowsSystem32winload32.exe no se encuentra o está corrupto. Intente reinstalar el sistema. Estado de error 0x000000e. Presione cualquier tecla para continuar”

Vi la pantalla negra con cierto hastío. Apenas ayer estaba usando esta madre alegremente y apenas hoy le estaba presumiendo a mi cuate que funcionaba bien. Y hoy sale esto.

Entro a Linux y encuentro que los datos en la partición de Windows ahí están, incluso el archivo que se dice corrupto, pero no prende. Trato de recordar que fue lo último que hice y lo último fue una llamada por Skype. Como la laptop es nueva, todavía no había establecido un punto de restauración y no consigo que arranque a pesar de cambiar/reparar/descargar/mentarle-la-madre y demás operaciones estándares al pinche archivo este. Búsqueda tras búsqueda en Google me repiten que debo tener acceso a una línea de comandos del disco de instalación de Windows y que una vez ahí trate de reparar el arranque.

Pero no tengo un disco de instalación de Windows, en estos días las computadoras vienen con discos de restauración que reformatean el disco duro entero y vuelven a estampar la imagen de fábrica. Pinches discos, ni siquiera me dan chance de jugar con una línea de comandos.

Me pongo a pensar en mis opciones y decido restaurar. Total, son sólo 256 MB de fotos los que no están respaldados. Cuestión de copiarlos desde la partición de Linux, restauramos y ya. Cortamos por lo sano. Si de por sí es un sistema inestable, no quiero dejarlo pior. Y sí, más de una hora después, la máquina ya funciona. Para desahogarme, abro Internet Explorer, accedo al blog y la chingadera no carga bien. Explorer ha terminado de cargar la página, pero con errores. No puedo escribir en WordPress. Unos minutos después ya tengo a la zorra de fuego a mi servicio y puedo contar esta pinche historia pinche. Eso es algo de lo que me dejó la lectura de El complot mongol. Un delicioso redescubrimiento del lenguaje soez.

¡Pinche Windows!

Darth Tradd
Hulme
Manchester, UK

9 thoughts on “Maravilloso Vista, ¿verdad?

  1. Mi vida no era ni la mitad de divertida antes de recibir un panda rojo entre mis manos. Además mis máquinas jamás tendrán Vista instalado mientras yo tenga vida. Cuento con el récord de haber destruido la instalación de fábrica en dos Best Buy vancouveritas simplemente por tratar de abrir un juego de Solitario en una y un World (como el Word pero más chingón) en la otra.

  2. Mi querida Grimalkin, ya sabes que tengo mis ratos de inspiración piro-raposil. Espero que el ritmo circadiano siga hasta arriba. Besto enorme.

    Debería seguir tu consejo, Juan. La verdad es que cada vez estoy más desacostumbrado a Windows. Y además Vista truena si lo ves feo… En fin, todo es cuestión de ahorrar. Un abrazo.

    Pues seguirá esperando hasta otra entrega, mi estimado Valdo. Hay cosas importantes en esta vida. Saludos.

    ¿V? ¿Estás de regreso? No me presumas tu récord. Bueno, sí es de presumir, porque tú tronaste dos, pero yo troné una sin abrir el World (habrá que verlo). Vil Skype… Eso debe contar de algo, ¿no? Saludos.

  3. No puedo estar de regreso si nunca me fui… Qué bárbaro, qué frase tan bonita. Permítanme grabarla en mármol para las generaciones venideras. Me pregunto si Catón ya la habría dicho antes.
    “No puedo estar de regreso si nunca me fui…”
    Listo. Ah, la satisfacción de un trabajo bien hecho.

  4. En realidad no se que hago comentando aqui, se suponia que solo estaba echando un vistazo a los links de Grimalkin en el rato que todos mis contactos del messenger son vegetales y me quede leyendo un rato mas de lo acostumbrado en tales vistazos.

    Te cambio mi ocasional Blue-screen-of-death por tu pantalla negra…

    Personalmente creo que “El complot Mongol” se disfruta mas acá donde puedes visitar Dolores e imaginarte a Filiberto García coqueteandole a Martita o imaginando donde estan y como entrar a los fumaderos.

    felicitaciones por un er uhm curioso blog y saludos desde estas lejanas? tierras

  5. Llévatela, Darky, sin el cambio. Afortunadamente no ha vuelto a salir, pero me molestó mucho esa pantalla negra. Tienes razón respecto al Complot Mongol, afortunadamente Grimalkin me llevó a visitar Dolores antes de leerlo.

    Gracias por las felicitaciones. Saludos desde estas frías tierras.

  6. Ves como si sabias de pantallas negras!!! y ayer me dijiste que no! Pero bueno logre hacer que la chiva corriera sin reinstalar el vista :¬) al menos por lo pronto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *