Cuando pase el temblor

A la gerencia creativa de este blog le complace informar que el temblor que cimbró a media Inglaterra encontró al que esto escribe levantándose del sofá, donde había estado las dos horas anteriores al evento bajando videos de YouTube para el programa de piloto de Entre las piedras. Serie que, si todo sale bien, será algo así como Life on Mars a la mexicana. El protagonista, Víctor Fuentes, sufrirá los efectos de un terremoto en el presente y despertará entre los escombros del terremoto de 1985. Y claro, dejará de ser un policleto federal preventivo a ser un perjudicial en los tiempos inmediatamente posteriores a Durazo. El nombre de Entre las piedras viene de Cuando pase el temblor de Soda Stereo, que se convertirá en el tema principal de la serie que romperá hitos y madres en la telera mexicana.

Pero la gerencia creativa estaba a medio informe del terremoto. Total que estaba justamente jugando con el video de Cuando pase el temblor, cuando me di cuenta que era la una de la mañana. Dije yo: Gerente creativo, ya es bien pinche tarde, a dormir. Me levanté y me sentí mareado por un momento. “Ay, güey,”-pensé-“me hubiera ido a dormir hace una hora, ya hasta mareado me siento.” Luego escuche las ramas del árbol de enfrente del edificio golpear levemente las ventanas de los departamentos de arriba. “¿Un temblor?”-pensé yo. “¿Tembló?”-dijo Mr. Darcy saliendo adormilado de su cuarto.

Pues sí, tembló en el Reino Unido, 5.3 grados en la escala de Richter, justo cuando acababa de bajar el antecitado video. En otras condiciones podría decir muchas sutilezas al respecto, pero como dijo Mafalda, hoy no tengo ganas. El terremoto fue breve (10 s) y causó pocos daños. Ya hice el peritaje en el departamento: “Sale el agua… No veo grietas… Se ve la tele… Todo está bien, no hubo daño estructural.” Esto de ser especialista en caracterización de esfuerzo y daño en materiales tiene sus ventajas.

Ya me voy a dormir, antes de que me vuelva a marear o tiemble de nuevo.

Darth Tradd
Shaky Hulme
Manchester, UK

 

PS: Sí, estuve ausente una semana. Tuve una gripa bastante molesta y, dado que coincidió con mi cumpleaños, me hizo pensar que era un síntoma de inmunodepresión debido a la avanzada edad…

5 thoughts on “Cuando pase el temblor

  1. Inmunodepresión, quién sabe. Mientras no sea la menopausia todo está bueno. De cualquier manera me parece que los daños se limitaron a una chimenea vieja que se cayó, y eso fue en Londres.

  2. Que bueno q no hubo daños, a mi me hubiera dado un ataque de pánico! me parece amigo mio que se esta sugestionando con su edad!jaja, eres joven aun!! y te lo dice una chica de 22!!… salu2!!

  3. Cinco grados son muchos grados si estás en una zona en que no tiembla. Cinco grados no son mas que el paso de un camión de carga si vives en una zona tectónica.

    Para mí, cinco grados son equivalentes a andar medio crudo por mi casa. Sólo me inclinan un poco de babor a estribor mientras navego por el pasillo.

  4. Muy cierto, Jack. El temblor estuvo tranquilo pero por acá causó gran alboroto. Claro, al día siguiente se había olvidado y la noticia importante era que el príncipe Harry está de servicio en Afganistán. Ya sabes como es el chisme por estos rumbos. Un abrazo.

    Mi estimada Mariana, la verdad es que ni tiempo me dio de asustarme. Para cuando me di cuenta que era un temblor ya se había acabado. Intentaré ya no sacar más a tema lo de mi edad, pero la verdad es que no resisto reírme de eso. ¡Saludos!

    Gracias Juan, la verdad es que fue más la alharaca que el temblor en sí. Del piloto, fue una idea que surgió en jueves de pub con un amigo. Luego te cuento con calma los planes a ver qué tal queda. Lo más seguro es que no pase de los títulos de entrada, pero la idea me gusta para seguir jugando con ella. Un abrazo.

    Pues sí, mi estimado V, es cuestión de apreciación. Yo no sentí que temblara muy fuerte y, usando tu escala, he andado borracho con unos 8.5 grados en la escala de Richter. Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *