¡Pinche vida injusta!

Así se expresaba un amigo mío que conocí en Celaya, al que le decíamos el skin, dado que tenía un caso muy grave de acné. Cuando le entraba la melancolía de ver que a la gente que trabajaba menos le iba mejor que a él, solía ir por una caguama. La sostenía del cuello con una mano y de la base con la otra y se la tomaba a traguitos. Entre trago y trago, sólo decía “Pinche vida injusta.” La frase se hizo tristemente célebre en aquellos días en que hacía la maestría.

Hoy vamos a despedir a un amigo que no pudo hacer su doctorado aquí. No porque no pudiera, sino porque no lo dejaron. AK es iraní. Hizo aquí su maestría y decidió quedarse a seguir con un proyecto doctoral que involucraba trabajar con Titanio. Estaba a punto de solicitar su visa de estudiante cuando la Universidad le sugirió utilizar un esquema distinto. En este esquema, la visa era un poco mejor que la de estudiante, dándole algunos privilegios adicionales. El problema era que necesitaba presentar un anteproyecto de su doctorado.

AK así lo hizo y mandó su solicitud. Empezó a trabajar en el grupo y pronto se ganó fama de ser muy dedicado. Hizo progresos importantes y todo parecía sonreírle. Y entonces le llegó un correo de la Home Office que le truncó sus planes.

En el correo le explicaban, muy cortésmente, que el Titanio era un material clave para el Reino Unido y que él, al ser ciudadano de un país que no simpatizaba con la corona británica, no debería tener acceso a investigarlo. Durante varios meses, AK apeló, apeló y apeló hasta que el verbo perdió la a y ganó el se la.

Después de perder la última apelación, la Home Office le dio una fecha para retirarse del suelo británico, el próximo domingo. Para colmo, en Irán le esperan 3 años de servicio en el ejército. En una ocasión AK me dijo, muy molesto, que lo peor es que él ni siquiera era musulmán. “Me rechazan por el fundamentalismo islámico” – me dijo aguantándose el coraje – “y toda mi familia, yo incluído, somos ateos.”

Como dijo el skin, ¡pinche vida injusta!

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK

13 thoughts on “¡Pinche vida injusta!

  1. no mms, que pinche vida tan injusta!!!!!!!!!!! Es cuando te pones a pensar y a valorar las cosas buenas y malas que tiene tu pais no???

    En fin espero que la vida le sonria al AK después de sus 3 años de servir a la milicia de su pais, aún cuando es ateo.

    De verdad que es injusta la vida…

    Pd. Solo por eso ya no iré al titanium, ahora solo al tabares… 🙂

  2. Lo mejor o mejor dicho lo más rescatable, mis estimados Quoth y Lalete, es que ayer acabamos en el despacho contable dance ubicado en el pequeño barrio chino de esta ciudad. ¿El nombre? Long Legs.

    Y ya que llegamos, todos cedimos nuestros boletos para que la chava (muy pobre ella) atendiera como se debe al buen AK. Todavía le dijimos que se iba de servicio militar y le dio trato especial. Y de cuates, para no vernos tan gachos ni tan metiches, nos fuimos a otra mesa a chelear por un rato.

  3. Pues sí, la vida es bien pinche injusta y precisamente hoy lo comprobé: me tocó de cerca ver que a un sujeto que es un verdadero imbécil no lo corrieron de su trabajo con el argumento de que es muy apreciado por el jefe de jefes (no un Tigre del Norte) y para nada se tomaron en cuenta las agravantes que el funcionario correspondiente elaboró en contra de su recontratación…o sea en pocas palabras un imbécil más, protegido por altos mandos a pesar de que hay por la vida mejores elementos que podrían hacer el trabajo que él hace, doble o triplemente mejor…

    En cuanto a lo del despacho, qué bien que le dieron su regalillo al amigo…al menos que se vaya feliz y sonriente por un lado…jejeje.

  4. esos son cuates y no mitades!!!!!!

    long legs!!! recuerdo aquella fachada casi sin chiste pero muy llamativa…

  5. O sea no manches!!! es cierto en parte lo de pinche vida injusta! mas bien pinches viejos paranoicos injustos! ya tienen delirio de persecusion o q rollo???

    Y ahora ps a fregarse no? me cae q quien siempre paga los platos rotos es la gente inocente! (creo que me proyecté!!!)…

    Oye tu plantilla esta mas chida q la anterior, asi como para q me salga un fantasmilla por ahi buuuuuu!!!!!!!

    un saludo corazon!!!

  6. Pues hicimos lo que pudimos, mi estimado Quoth. Lo mejor es que ya se corrió la voz en la oficina de que yo ando llevando gente a los tugurios. La mala fama me persigue. ¡Saludos!

    Mi querida Domina Venti, qué gusto volver a verte por acá. ¿Verdad que de repente sólo queda agarrar la caguama y repetir: pinche vida injusta, mientras te la tomas a traguitos? Muchos saludos.

    Lalete, el tugurio está más feo que la fachada que viste. Y sí, creo que la plantilla está un poco mejor. A ver qué cambios le hago. Un abrazo.

    Así es, Mariana, muchas veces los inocentes acaban pagando los platos rotos. Ni modo. Qué bueno que te gustó la nueva plantilla, pero todavía no me acaba de convencer. Ojalá tenga tiempo de hacerle algún cambio próximamente. ¡Saludos!

  7. Lo que es bien feo es que en todos lados se cuecen habas. Yubi mi amiga china no pudo venir a México de vacaciones porque si venía aquí los términos de su visa de trabajo eran violentados (es mi palabra favorita de la semana) y no hubiera podido regresar. Y ya le dijeron que en cuanto se venza la visa va a tener que salir de Canadá y tramitar una nueva desde China por no sé qué problemas. Mejor me la traigo aquí.

  8. Cierto, las leyes de inmigración causan muchísimos problemas. Aquí los nacionales de Irán, Irak y creo que hasta Colombia tienen que reportarse con la policía al llegar y luego tienen que firmar cada dos meses o algo así. Qué mal que Yubi no pudo escaparse a disfrutar de la algarabía jalisciense en general y de la legendaria hospitalidad de los Maybrick en particular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *