Whatchamacallit?

Acabo de regresar de la chino-cáscara, que por fin se reanudó después de casi un mes en que no íbamos. Para desquitar, rentamos dos horas la cancha. Ahora que ya estoy a punto de irme a dormir y me duele todo, me pregunto si fue buena idea.

Hoy me puse a pensar que después de casi tres años no me sé el nombre de casi ninguno de los chinos que van a jugar, pero los identifico a todos. ¿Cómo hacerle para identificarlos? Ni modo que diga: el güey de los ojos jalados. Eso me recuerda a un profe en la secundaria que hizo una pregunta a un alumno en particular: ¡Ã‰se del suéter verde!

Ah, pero estaba yo con los chinos. Conozco por nombre sólo a 3: Wei, Lei y Matthew. Sí, es chino, pero así le gusta que le digan. De todos los demás (unos 7) desconozco el nombre. ¿Por qué? Porque la neta se hablan entre ellos en mandarín y no me juntan. Sólo me hablan lo indispensable. No es que sean mala onda, pero digamos que nunca van a triunfar en sociedad. A falta de nombres hice la típica mexicanada: Les puse apodos a todos.

El Ganchitos: Este güey no se sabe otro tiro. Siempre de medio gancho izquierdo. Se acomoda, medio gira y tira. Fuera de eso, es muy bueno bajando rebotes.

El Sonrisas: Obviamente, siempre se está riendo. Así anote, falle, la riegue o simplemente pida un pase. Pura pinche risa.

El Topo: El buen Topo es fácil, la cara lo delata. Además, siempre lleva la misma playera azul, así que es como el topo azul. Fácil de identificar en los cortes al aro.

El Ojitos: Parecería imbécil ponerle el Ojitos a un chino, pero es que a este cuate de plano no le pusieron ojos. Para colmo, cuando apunta antes de tirar al aro, los frunce todavía más. Hasta eso, es buen tirador.

El Tito: Este cabrón es muy bueno jugando. Entrenó con la selección de su estado y se nota. Lo cierto es que se parece mucho a un cuate mío de ese nombre. Así no hay pierde.

Los Brenan: Estos dos son recientes, al igual que el Topo. Sólo tienen unos tres meses jugando con nosotros. Llegaron muy payasitos a jugar, pero últimamente se han civilizado. Se parecen mucho, tanto físicamente como en juego. Siempre va uno de blanco y otro de negro, supongo que para facilitarme mis notas mentales.

El yo me la chingo: Este es el Matthew, antes de que me aprendiera su nombre. Básicamente su juego es pasársela al aro. Hasta eso tira bien, pero es desesperante jugar con él.

El hindú: Si, hay otro prietito en el arroz. Este hindú es amigo del ojitos y nunca había jugado antes. Lei abusa de él y cada que puede le da de madrazos. No tiene nada de juego y se encabresta a la primera.

Y, a todo esto, ¿cómo me dicen a mí?, se preguntarán ustedes. Digamos que igual que mis alumnos en los tutoriales: Franchesco, Fransisco y hasta Francis. Lo que nunca es sabido es que me dicen cuando hablan en mandarín y se botan de la risa cuando me señalan. Prefiero no saber.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

6 thoughts on “Whatchamacallit?

  1. Te entiendo muy bien. El otro día lleve a Valentina (mi hija de tres años)a comer y luego de observar a un grupo de chinos por un rato me preguntó:

    – ¿Papá por que esos son iguales?

    – ¿No hija son parecidos pero todos son diferentes?

    – ¿No, no miiiraaa esos dos de ahi son iguaaales?

    pues debo aceptar que ni yo hubiera podido encontrar las cinco diferencias.

    En fin ¿quién ganó? espero que al menos hayas estado en el lado ganador y que las cervezas que nos tomamos antes de hayan dado energía jeje

  2. ni modo, que bueno que siguen las chinocascaras, de verdad que son buenas. y su clasica frase wadawada que pa efectos practicos hay que traducirlo como todas las asepciones del clasico verbo chingar…

    mi estimado amigo lo mas seguro es que te digan algo asi como el negro (sin albur), o el gordo… siendo benevolo contigo.

    Saludos

    IO

  3. Olá!

    Oye ps en mi trabajo, al pedirle a los chinitos sus papeles pa checarles sus pagos de impuestos, q van saliendo con un acta de nacimiento, en chino!!! si asi llena de simbolos! jajaja el documento rodo por toda nuestra área, los mandaron por una en español!

    oie, si te enteras de q dicen cuando se rien, y es algo malo sobre ti, me avisas y voy y les pego!! (q violenta no??!!) bueno, dialogamos primero!

    Te mando un beso!

  4. Cierto, Quoth. Hay cosas que es mejor no saber. ¿Cómo sigue tu servidor (el de tu sitio, no el que esto escribe)? Un abrazo.

    Al Ganchitos y al Ojitos, querida Grimalkin. Ambos azotaron cuando buscaban un rebote. A su salud. Un beso.

    Ganamos bastantes juegos hasta que el Brenan negro se lastimó el tobillo, mi estimado Valdo. De ahí, todo valió madres. Ni modo. Un abrazo.

    Lalete, se me olvidaba, te mandó saludos el Lei. Dice que si sigues siendo tan güey en el basquet. Literalmente me preguntó: Where’s the other cabron, La-lee? Jaja. Un abrazo.

    Jaja, esos chinos tienen cada cosa, mi querida Mariana. No te preocupes, son mis cuates. Un beso para ti también.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *