Binning problems

El viernes pasado fue la última reunión con Mulan. La verdad es que la tan cacareada despedida fue bastante simple. Un apretón de manos y un que te vaya muy bien fue todo. En el tren de regreso MP se puso a revisar unas gráficas que presenté, donde muestro que el material FL tiene una ligera variación en su comportamiento que no debería tener.

– Mira, – dijo MP – creo que necesitamos ver si ese cambio ocurre siempre a la misma altura en todas las muestras y en todas las condiciones. También sería bueno saber si después de ese cambio el comportamiento es lineal o no.

– ¿Y si le sacamos la primera derivada? – dije yo.

Algún día tengo que aprender a quedarme callado. MP dijo: “Sí, esa es una excelente idea. Ponte a trabajar en ello inmediatamente, no te debe tomar mucho tiempo. Supongo que para el martes ya la tienes lista, ¿no?”

Pues no.

Los puntos tenían demasiada variación de uno a otro, así que la derivada iba y venía alegremente y no me mostraba ninguna tendencia. Hablé un rato con mi hermana para preguntarle algunas cuestiones básicas y me ayudó bastante, pero los puntos de la derivada seguían subiendo y bajando sin mucho sentido.

El miércoles MP estuvo en Londres, pero ayer se apareció en la oficina.

And? – me preguntó con ese estilo que tienen los asesores para acicatear a los alumnos – I’m waiting.

Le mostré las nubes de puntos que tenía hasta el momento y me dijo: “Algo estás haciendo mal, tus datos claramente muestran ese cambio. A ver, écha pa’cá, lo voy a hacer yo.”

Y se puso a hacer la derivada (o mejor dicho, la aproximación de ésta) en Excel. 5 minutos después se quedó con las mismas nubes de puntos que yo tenía.

¿Ya ves? ¿Ves cómo están los puntos de dispersos? Estaba pensando en suavizar la derivada o tal vez saltarme puntos al derivar, – expresé, feliz de que no le hubiera salido.

– No, a ver, espera. I think this is a binning problem.

Y se puso a hacer un suavizado de la derivada bastante directo, promediando 13 puntos y con traslape. En un rato los puntos ya mostraban una cierta tendencia, aunque todavía se veían con bastante ruido. El problema, sin embargo, ya estaba resuelto.

– Listo, – me dijo. Búscate una forma de hacer el binning de manera más elegante y ya está. ¿Cuánto me tardé? ¿10 minutos?

Y luego me miró triunfante, con la cara de: Por eso soy el asesor y tú eres sólo un alumnejo.

Damn. Ya me desquitaré con mis alumnos.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

13 thoughts on “Binning problems

  1. hay veces que es mejor el silencio… pero ya podrás desquitarte con los alumnejos de doctorado o de master jajajaja

    Por cierto es bastante gratificante cuando los ves a la cara despues de decirles “así se hace…”

    un abrazo

  2. Holaaaa!!! cuanto tiempo sin vicentear tu blog! No te desquites con los alumnejos, se sufre mucho!!!

    Te mando un kiss!!!!xoxo

  3. Quoth, créeme que esos datos han sido pulidos hasta el famoso acabado espejo. Ahora ya se ajustan muy muy bien. ¡Saludos!

    No sé a qué te refieres, Valdo. Todos los post aquí publicados son de harta calidá, chinga’o.

    Lalete, ya sabes cómo es de repente MP. Al menos no se encabronó por mis tonterías.

    Mariana, gracias por estar al pendiente de uno. Y gracias a tus conjutos, ya me manifesté nuevamente.

    ¡Gracias, Marthita! Espero ya no abandonar tanto este desmadre. Luego te cuento qué onda con los desmadres de por acá.

    ¡Hola, Cata querida! Andaba perdido en la Francia y luego simplemente abandoné este tugurio. Por cierto, tienes razón: Es Patricia Highsmith. ¡Muchos saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *