Imberbe juventud

Me he dado cuenta de algo: El trabajo que he estado haciendo en estos días interfiere negativamente con este blog. Ya el otro día los estuve aburriendo con historias anelásticas, así que ahora no les voy a dar detalles sobre matrices rotacionales y cosas similares. Sin embargo, sí les puedo decir que el buen Profesor Morhi me está ayudando mucho, incluso dejándome algunos ejercicios de tareas. Y también me he visto en la necesidad de recurrir a un libro que le traerá buenos recuerdos a los cuates del Cinves: El infame Mathematical methods for physicists de Arfken…

Así las cosas, hoy me fui a inscribir como estudiante por última vez en mi vida. Sí, lo suena suena dramático y azotado, pero así es. Oficialmente sólo se tienen 3 años para terminar el doctorado, pero la mayoría de la gente se extiende un poco más, en un período llamado de escritura (writing up). Así que me dirigí al edificio central de la Universidad para presentar la carta de extensión del Conacyt y solicitar mi nueva tarjeta de estudiambre. Lo que vi ahí me impresionó un poco.

Sí, una multitud de imberbes estudiantes de licenciatura llegando por primera vez a una Universidad. Es muy fácil ubicarlos: Los chamacos tienen la característica mandíbula afilada que se suele tener antes de los veinte años. Las chamacas tienen ese cuerpo de mujer a medio terminar que decía Mecano. Y todos traen esos ojos de paloma asustada, de no saber qué hacen aquí, tan lejos de su casa.

Y entre ellos, estaba yo, con todo el peso de mis 30 años, mi mandíbula cuadrada, regordetes mofletes, panza chelera y canas luchando por sobresalir en mis patillas. Un chamaco un tanto chaparro me pisó accidentalmente cuando estábamos en la fila. Se volteó para disculparse y al mirar hacia arriba me dijo: I’m sorry… sir…Maldita sea, cuando llegué aquí todavía era mate.

Pero otra vez ando divagando. El punto es que después de toda la vida de ser estudiante (desde 1983) con sólo algunos lapsos en los que fui ingeniero de 7 a 5 (oficialmente) hoy fue la última vez en que pasé por el trámite de una inscripción. Al terminar este año escolar, ya no voy a poder tener descuento de estudiante en los cines, autobuses y similares. Y, me quede aquí o me regrese a México, tendré que pagar impuestos. Ni modo. Ya son muchos años de ser estudiante, es hora de ponerse a trabajar un poco.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

8 thoughts on “Imberbe juventud

  1. “I’m sorry… sir…Maldita sea, cuando llegué aquí todavía era mate.”

    Jajaja.. eso me mató de la risa.. Por cierto, como dato cultural, yo sigo sin pagar impuestos. 😛

  2. Por un lado al verles la carita de asustados me da gusto ya haber pasado por ahi. Pero luego al ver el alboroto que se traen no se si quisiera tener de nuevo esa edad o mandarlos de regreso… en fin creo que ya estoy viejo, aunque con menos canas que usted mister.

  3. Mi estimado, recuerda que el tiempo es el único juez implacable que no perdona para desgracia de todos.

    Sin embargo nos da la oportunidad de recordar los buenos momentos vividos y decir que la nuevas generaciones se han perdido de lo bello de este mundo. En fin yo como Juan Antonio, sigo sin pagar impuestos.

    Saludos Sir

  4. Señor??!! jajaja

    Ni yo pago impuestos y mira para quien trabajo jaja! q cosas! hace unos meses (ya casi 8) q me recibí,la universidad fue una etapa muy emocionante, pero tenia que pasar…

    Cuanto tiempo de nuestra vida pasamos en la escuela hasta que se llega el momento de por fin estrechar la mano de un tipo que te dice “Felicidades Licenciado” y el flash de la fotito!??

    Lo bueno es que ahora la raza humana cuenta con un maduro, sabio y experimentado ingeniero o no? …

    saludos!!, besos! abrazos!! muchos muchos!!! ahhh ganó el United wuuu ( ya perdoné a Ronaldo jaja) 🙂

  5. creo que después del trauma causado por el chiquillo maleducado que le dijo sir al buen tradd se ha enclaustrado en un convento para mitigar sus penas y por eso no ha escrito desde hace un buen rato.

    Mi estimado mate animo aun no llegas a los 41 como para que te pongas dramático porque te dicen sir, se siente feo cuando ves a un cuate como 2 años menor que tu y te digan “oiga dr…” eso si es gacho pero a la vez gratificante jejeje es que así vamos pa fuera de ese convento y a escribir que ya me hace falta leer tus amenas historias…

    Un abrazote…

  6. Y ahora resulta que nadie paga impuestos… Por eso el mundo está en una crisis global. Carajo, hasta la Comer quebró 😛

    Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *