Have I seen you before?

(Debería nevar más seguido en Manchester. No sólo es un buen espectáculo, también semi paraliza la ciudad.)

Ya con visa y todo, me lancé a México. Una vez más me favoreció la suerte, la providencia o algo similar, porque cuando me disponía a abordar el avión que me llevaría de regreso al Anáhuac, la gentil azafata de KLM me dijo:

– ¿Qué cree? Que vendimos dos veces su asiento.

– ¿En serio? – respondí, sin ánimos de pelear pero sin ninguna intención de quedarme varado en Holanda.

– Sí, pero, ¿qué cree? Que la persona a la que se lo vendimos ya abordó, así que le toca irse en Business Class, ¿cómo ve?

Le sonreí a la azafata mientras le daba las gracias y me dispuse a brincarme la fila para abordar por delante de los otros 400 pasajeros. Una vez que la azafata de primera (en todos los sentidos) me pidió muy cortésmente mi abrigo (una chamarra bastante maltratada, por cierto) al acompañarme gentilmente a mi asiento, me senté y me preparé para enfrentar un largo vuelo de 12 horas.

Las vacaciones me las pasé visitando mayormente a familiares y amigos que tuvieron problemas este año. Por supuesto, todos los años muere una cantidad enorme de gente. Pero en esta ocasión tengo la impresión de que las muertes y enfermedades fueron mucho más de las normales con la gente que conozco y me importa. No es nada fácil pasar a visitar gente que ha perdido hijos, padres y amigos o que se enfrenta a enfermedades de pronóstico obscuro como cáncer, diabetes o similares. Uno se sienta en la sala, sin saber bien qué decir y encuentra que la mejor opción es escuchar a la otra persona y dejarla que se desahogue.

Pero lo mejor que tiene esta vida es que siempre encuentra uno a gente que le compone el día, aún hablando de la muerte. Mi tía Ru es la mayor de las hermanas de mi papá. Supera los 85 años, según creo y sigue muy activa y, más importante aún, con unas ganas de vivir impresionantes y contagiosas.

(Paréntesis importante: Uno de los signos más claros del envejecimiento es la forma en que uno platica con sus familiares más viejos. Cuando uno es un niño, adolescente o similares, uno se aburre terriblemente al visitar a dichos familiares. Sin embargo, llega uno a cierta edad donde escucha atentamente la plática de los hasta hace poco mayores y puede uno terciar sin desentonar. Signo claro e inequívoco de la provecta edad que uno ya tiene.)

Volviendo a la tía Ru, el otro día me contaba la cantidad de gente que se murió en el 2008. Y luego con una carcajada, me dijo: ¡Yo nada más me voy agachando para que no me toque! Al final, ya estaba tan alegre que le dijo a mi papá: ¡Pues invítanos a cenar y de ahí nos vamos al antro!

Ese mismo día, platiqué con JCT, mi tío político y esposo de la tía Ru. Tenía al menos diez años que no lo veía, normalmente no lo veía cuando visitaba a mi tía. Tal vez tenga que ver con el hecho de que el señor se cuida mucho y descansa lo más que puede. Eso le ha permitido llegar a una edad más avanzada que la de mi tía sin problemas de salud de cuidado, fuera de la pérdida normal de la visión y un poco de oído.

– ¿Tú de quién eres hijo? – me preguntó.

– Es hijo de G, papá, – respondió mi prima. -¿No te acuerdas de él?

– De G sí, pero de él no estoy seguro.

Mi tío confió en su hija y se puso a platicarme de su vida y milagros. Yo, tal como dije en el paréntesis líneas arriba, encontré su conversación muy interesante. Entre las anécdotas que me platicaba, me preguntaba dónde había estudiado, trabajado y hecho mi vida en general. Después de un buen rato de plática se me quedó viendo muy seriamente y me dijo.

– Después de este rato que hemos platicado, casi estoy seguro que sí eres hijo de G y A. Y, después de mucho pensarlo, he llegado a la conclusión de que nunca te había visto en mi vida – remató con una gran sonrisa mientras asentía y provocaba las risas de todos en el cuarto.

Me despedí de mi tía con un gran abrazo. Ella todavía se seguía riendo un poco de la ocurrencia de su esposo. Ni modo, soy fácilmente olvidable. Por eso quité mi foto del encabezado.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

14 thoughts on “Have I seen you before?

  1. Ajá. Sabía yo que algo se veía diferente en este blog. En fin. Tomando en cuenta que en estas latitudes no ha nevado desde 1998, y antes de eso la Nevada Grande fue en 1876, no puedo mas que decir «¡Traguen!» «Yo no sé lo que es el frío en invierno… » 😈

  2. jejeje lo bueno es que cada vez uno se hace mas viejo y los demás también jejeje siempre hay que ver el lado positivo de las cosas no????

    En fin esperemos que tu visita al Anáhuac haya sido placentera y no placera… jejeje un abrazo

  3. Jijijiji, definitivamente estoy de acuerdo con ese criterio para medir la edad…!! cuando tenia 18 las platicas con mi abuelo eran algo asi como una experiencia bizarra, yo veia que movia los labios, escuchaba un lejano bla bla bla, y sabía que algo quería comunicarme, pero simplemente no lograba entender, era como si el hablara asirio arameo y yo mandarín, en cambio ultimamente puedo pasar horas escuchandolo y me resulta fascinante… ahora tengo 31 (snif…) anyway!!! siempre es un gusto leerte… un beso!!

  4. Corregida la coma, mi estimado Lord Eggs. ¿Así era su comentario o la regué? Un abrazo.

    Pues sí, Lalete, así es esto de la vejez. Tú ya sabes cómo fue mi visita al Anáhuac. Un abrazo.

    Mi querida Dragonfly, la verdad es que es increíble cómo se va uno haciendo parte de la gran comunidad de tíos y tías (como diría Fox) que amenizan las fiestas con sus pláticas del año de la canica. Espero que tu amigo siga mejor. Un beso.

    ¡Lics! ¡Qué gusto leer un comentario suyo! Gracias por los beshosh, le mando unos bisous de regreso.

  5. Así era mi comentario, efectivamente. No sé por qué el mundo se queja de calentamiento global si está nevando en cantidad en el norte.

    Anyway anyhow, le informo que «Cuarentaydos: la Respuesta a Todo» tiene su vainadifusión inaugural este fin de semana. Veamos hasta dónde logro llegar. Si tiene alguna colaboración, se lo agradecería. lidercorp.org está siempre abierto para llenarlo de elucubraciones snanes y sin sentido.

    Saludos cordiales.

  6. Sí, se quejan del calentamiento global, pero la verdad es que nos estamos congelando. Sobre esos temas, me gustaron mucho los comentarios de Freeman Dyson al respecto. ¿Ha tenido oportunidad de leerlos, mi estimado Lord Eggs?

    Escucharemos la vainadifusión con mucha atención y espero tener la oportunidad de colaborar pronto. Y es muy cierto, hay que tratar de revivir ese foro.

    Un abrazo.

  7. Nevó??? aaa q bonito!!!!

    Espero hayas tenido tiempo de un mono de nieve o algo asi, aqui en el norte de Mexico nos caen muchas heladas pero es rara una nevada… Eso si, el clima es muy caótico en esta región, unos calores de 40 y correle!

    Pasando a temas de la edad, pensandolo bien 23 años pesan, hace unos ayudaba a mi sobrina a dar sus primeros pasos, y no me podia levantar!!! mi cintura estaba adolorida, ahi me di cuenta de que los años no pasan en vano jajaja

    Que padre que viste a tu gente, yo siempre estoy ansiosa cuando tengo oportunidad de ir a ver a mi familia, lo bueno es que aun me reconocen!!

    Esa imagen de la cabecera esta bonita, me gustaba mas la otra…

    sale pues corazon, feliz ombligo de semana!!!!

    xoxo

  8. perdón por la intrusuón pero quise dejar un mensaje a GRIMALKIN, quien se quejaba de que no hubo ni madres en funcón al aire libre del FICCO en TLATELOLCO, SEGÚN VEO MEN BLOG OFICIAL DELfESTIVAL. uN SALUDO:

    Yo nada más de Mixcoac, aunque soy origibario nde la Nápoles. Acabode ver que NI MADRES en la función ¡inaugural? al aire libre del FICCO, y nada menos que en Tlatelolco… EN fin. Ni modo y un saludo

  9. Federico, no sé cómo le hiciste para llegar hasta acá, pero gracias por el mensaje.

    De cualquier forma opino lo mismo que Dragonfly.

    Y un beso, ingeniero, pa’que no diga que uno pasa por aquí sin hacerle caso. Muá.

  10. Sí, mi querida Mariana, nevó un par de días en Manchester. Después regresamos a la ya tradicional lluvia. En el sur siguió nevando, pero acá no pasó a mayores. Un beso.

    Martucha, es obligatorio hablar de la edad. Seguiremos con el tema a la brevedad posible. Besos y abrazos para ti.

    Erm… Federico, pues le avisé a Grimalkin que aquí dejaron un recado para ella y ya vino y lo leyó, así que ahí queda. Y me adhiero a la opinión de ella y de Dragonfly. Saludos.

    No sé, mi querida Dragonfly. Fue recado para la lics y ya lo leyó. Un beso.

    Lics, como siempre un placer leerla por aquí. Gracias por el beso, le mando otro de regreso.

Leave a Reply to federico garcia Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *