Día del trabajo

Pues sí, hoy es día del trabajo y naturalmente no se trabaja. El primero de mayo es una celebración con mucha historia, olvidada en su mayor parte. La historia nos recuerda a los mártires de Chicago, cuya historia es larga y triste o al menos triste.

Todo comenzó con la exigencia de los trabajadores estadounidenses y canadienses de una jornada laboral más justa. En aquellos días (1886), las jornadas laborales eran de 10, 12 ó 14 horas. Varios líderes obreros y anarquistas convocaron a una enorme manifestación en la ciudad de Chicago, donde reunieron a unos 80 mil trabajadores, exigiendo la reducción de la jornada laboral. Unos 350 mil trabajadores se unieron a la manifestación en toda la unión americana y pronto los vecinos del norte tenían una manifestación obrera y proletaria en suelo americano (y más de 50 años antes de la guerra fría). El 3 de mayo, durante una manifestación, la policía mató a un huelguista frente a la fábrica McCormick originando al primer mártir obrero de Chicago.

Al día siguiente, en una manifestación en el mercado de Chicago, la policía rodeó a los obreros. De repente, una bomba explotó, matando a un policía y se armó la campal. Siete policías y cuatro trabajadores murieron en la refriega. El asunto de la bomba no fue claro, pero sirvió de pretexto para detener a los líderes del grupo y acusarlos de disolución social (o como se llame eso en los iunaited estates) y condenó a cuatro de ellos a la horca y a otros tres a cadena perpetua.

Siete años después el rebaño arrepentido perdonó a los líderes (incluso a los ahorcados, que debieron sentirse felices y halagados por el insul… perdón, por el indulto) y se dio cuenta de su error, levantándoles un monumento en el mercado Haymarket.

En 1889, en el congreso de la Segunda Internacional Socialista (desaparecida hace tanto tiempo que ya ni en los libros de primaria se encuentra) se determinó que el primero de mayo sería recordado como el día del trabajo. En la mayoría de los países del mundo se celebra este día, exceptuando, por supuesto, Estados Unidos y Canadá. En estos países se festeja el día de la ley (Law Day) el mismo primero de mayo.

Ya para finalizar, el famoso párrafo de Bernard Shaw dedicado a todos los flojos de corazón:

“ El año tiene 365 días, de 24 horas de las cuales 12 están dedicadas a la noche y hacen un total de 182 días. Por lo tanto sólo le quedan 183 días hábiles, menos 52 domingos; quedan 131 días, menos 52 sábados; quedan un total de 79 días de trabajo. Pero hay 4 horas diarias dedicadas a las comidas que hacen un total de 160 días; lo que quiere decir que quedan 19 días dedicados al trabajo.

Considere que usted goza de 15 días de vacaciones; sólo le quedan 4 días para trabajar, menos aproximadamente 3 días de permiso en los que se encuentra enfermo o para hacer diligencias; sólo le queda 1 día para trabajar, pero ese día es precisamente el día del trabajo (1º de mayo), que es feriado, por lo tanto, no se trabaja.

Entonces, ¿De qué se siente Usted cansado?

Darth Tradd
San Juan del Río, Qro.
México.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *