De regreso al mundo real

¿Alguien se acuerda de cuando dije que estaba en el tedioso proceso de hacerle correcciones a mi tesis? (Si alguien no se acuerda, nada más revise la entrada anterior a ésta) Pues bien, el proceso de las correcciones no es solamente tedioso, es realmente fatigante. Todavía una semana antes de que entregara, tuve una reunión con mis asesores en donde me recomendaron encarecidamente que abundara en la descripción de la deformación integranular y la interfasial (interfasial porque ocurre entre las dos fases del material, no entre caras). Mucho trabajo, poco descanso y demasiado encierro, me tenían con esta cara hacia el final, el jueves 24 de octubre.

Usese para espantar ratones

Mi aspecto justo antes de entregar la tesis; úsese para espantar ratones

Como puede verse, tenía la greña larga y revuelta como caballo de agrarista y las barbas sin remojar ni afeitar. Sin embargo, he de admitir que me sentía bien. Muy cansado, es cierto, pero bastante feliz de terminar. Al final, el mamotreto terminó bastante gordo, con un total de 280 páginas y pora’í de 65,000 palabras. Me lancé a imprimir el jueves por la tarde y ya no me dio tiempo de ir a empastar, así que me relajé y traté de dormir.

Al día siguiente corregí un par de cosas de último minuto y me dirigí felizmente a empastar las dos copias dos que exige la Uni. Mientras el confiable servicio exprés de la biblioteca Joule las empastaba, yo corría de un banco a otro, ora a pagar la renta, ora a depositar dinero en mi cuenta corriente, ora a sacar dinero para comer, ora pro nobis peccatoribus, nunc et in hora mortis nostrae.

(Aquí cabe hacer una aclaración, las dos copias de la tesis se entregan a la oficina de graduados (aunque debería llamarse de graduandos) y ellos se encargan de hacerlas llegar a los dos sinodales: uno interno y otro externo. Estas copias llevan un empastado sencillo, con pastas blandas y lomo pegado, pero sin coser. Eso sí, el nombre de la víctima candidato doctoral va con letras doradas en el lomo de la tesis.)

Tras recetarme un desayuno tradicional inglés, regresé por las dos copias a la biblioteca y me dirigí a la oficina de graduados la cual, afortunadamente, está en el mismo edificio. Recuerdo que cuando llegué y me mandaron a esa oficina anduve deambulando unos 15 minutos porque es un auténtico laberinto. Claro está, ahora me conozco sus tripas y llegué sin mayor problema a la oficina antedicha.

– ¡Hola! – dije yo – Quisiera entregar mi tesis, por favor.

– Mjhm – asintió la encargada. – ¿Entregaste tu aviso de entrega con mes y medio de anticipación?

– Sip.

– Ah, ok. Un minuto.

Tecleó algo en su computadora, selló mis tesis de recibido y me dio un recibito rosa del tamaño de una tarjeta de visita (sí, el tamaño que sigue de las de presentación. Creo que es como de 10×6 cm).  El recibito rosa dice: La facultad de ingeniería y ciencias físicas de la Uni de Manchester recibió de FGP 2 copias de la tesis para el grado de doctor. Fecha y firma de la asistente del director de posgrado.

– ¿Es todo?

– Sí, es todo. Gracias.

Y así, de manera algo decepcionante, entregué la tesis. No hubo fanfarria, ramo de flores, foto para el recuerdo, foto para la página de sociales, ni nada de eso. Vaya, ni siquiera me estrecharon la mano. Regresé con mi recibito rosa (sí, ya lo sueño) a la oficina y tuve que salir casi inmediatamente para el show aéreo de Southport, donde tenía que ayudar en un evento de mi jefe. Pero eso se los cuento mañana.

Finalmente, quiero agradecerle a toda la gente que estuvo al pendiente de mí en estos años. A algunos ya les alcancé a mandar correos y espero ponerme al corriente pronto con los demás. De verdad, su amistad me ayudó a pasar por estos días difíciles.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK

6 thoughts on “De regreso al mundo real

  1. Hip hip!! Hurra!!! Hip hip Hurra!!!

    Felicidades primo!!!

    Super bien que por fin terminaras y ya te realajes para lo que sigue, q tambien te irá genial!!

    El primo el primo ra ra ra!!

  2. Muchas felicidades mi estimado Negro.

    Esperamos vernos pronto para poder celebrar.

    Saludos de la Familia Callejas Salazar

  3. ¡Vaya! que gusto verle por estos lares…! ya se le extrañaba, en la foto se le aprecia muy al estilo de Tom Hanks en “Naufrago” 🙂 pero puedo notar la algarabía del deber cumplido!

    Un abrazo y muchas Felicidades mi estimado Paco!

  4. ¡Gracias, Juan! Me tardé, pero ya estuvo esta tesis. Un abrazo.

    Muchas gracias, prima, sobre todo por la porra. 😀

    Mi estimado Callejas, muchas gracias por la felicitación. Seguimos en contacto, a ver qué se hace el fin de año. Un abrazo.

    ¡Gracias, mi querida Dragonfly! Afortunadamente, ya dejé atrás el aspecto de náufrago.

  5. Muy atrasada felicitación,lo sé, pero estaba incomunicada, lo que puedo decirte es que esta felicitación es muy sincera,besos, tenemos que ir a la boda del Vic, el rudo, agendalo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *