El significado de la relatividad

Siguiendo con los festejos del Año Internacional de la Física, Desde la Inopia presenta ahora este texto de Albert Einstein, el cual estaba enfocado a acercar la física relativista al hombre común. Se dice que Einstein dijo en una ocasión: “Cuando un hombre se sienta con una chica hermosa por una hora, parece que transcurre un minuto. Pero si se sienta en una estufa caliente por un minuto, éste es más largo que cualquier hora. Esa es la relatividad”

einstein

Pero de hecho Einstein hizo más que esa simple frase: Publicó un artículo completo en el Journal of Exothermic Science and Technology (JEST, Vol. 1, No. 9; 1938). El artículo completo fue publicado recientemente en Scientific American y ahora Desde la Inopia se los presenta, con las famosas traducciones libres del negro.

“Sobre los efectos de la percepción sensorial externa en la dilatación del tiempo” A. Einstein, Instituto de Estudios Avanzados, Princeton, N.J.

Resumen: Cuando un hombre se sienta con una chica hermosa por una hora, parece que transcurre un minuto. Pero si se sienta en una estufa caliente por un minuto, éste es más largo que cualquier hora. Esa es la relatividad

Si bien el marco de referencia del observador es crucial para la percepción del observador del flujo del tiempo, el estado mental del observador puede ser un factor adicional en esa percepción. Por tanto, me he esforzado en estudiar el flujo aparente del tiempo bajo dos diferentes estados mentales.

Método: Busqué adquirir una estufa caliente y una chica hermosa. Desafortunadamente, obtener una estufa caliente me era imposible, ya que mi cocinera me ha prohibido acercarme por completo a la cocina. Sin embargo, conseguí subrepticiamente una plancha de acero para preparar waffles Manning-Bowman and Co. 1924, la cual es un equivalente razonable de una estufa caliente para este experimento, ya que es capaz de alcanzar una temperatura de muy alto grado.

Encontrar la chica hermosa representó un problema mayor, dado que ahora vivo en Nueva Jersey. Conozco a Charles Chaplin, ya que acudí a la presentación de su película de 1931 “Luces de la Ciudad” junto con él, así que le solicité que me concertara una cita con su esposa, la estrella de cine Paulette Goddard, poseedora de una shayna punim, o una cara hermosa, de muy alto grado.

Discusión: Tomé el tren a la Ciudad de Nueva York para encontrarme con la Srita. Goddard en el Bar Oyster de la Terminal Grand Central. Ella estaba radiante y deliciosa. Cuando sentí que había pasado un minuto, revisé mi reloj para descubrir que 57 minutos completos habían pasado, los cuales aproximé a una hora. Al regresar a mi casa, conecté la plancha de waffles y la dejé calentarse. Entonces me senté en ella, sólo con mis pantalones y una camisa blanca, larga y desfajada. Cuando me pareció que más de una hora había pasado, me levanté y revisé mi reloj para percatarme que, de hecho, menos de un segundo había pasado. Para mantener la consistencia de las unidades de las dos circunstancias, aproximé la experiencia a un minuto, después de lo cual llamé a un médico.

Conclusión: El estado mental del observador juega un papel crucial en la percepción del tiempo.

Por supuesto, lo interesante de este experimento es que cualquiera puede repetirlo. ¿Qué tal si cambiamos la plancha de waffles por un brasero con asador?

Una muestra más del genio de Einstein para explicar conceptos complejos con ejemplos “sencillos” puede encontrarse en la explicación que hacía de la comunicación inalámbrica:

“El telégrafo inalámbrico no es difícil de entender. El telégrafo común es como un gato muy largo. Se le jala la cola en Nueva York y maúlla en Los Angeles. El inalámbrico es igual, sólo que sin el gato”

Se dice que esta explicación le causó muchas noches de desvelo a Erwin Schrödinger.

Darth Tradd
San Juan del Río, Qro.
México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *