Tamul

La cascada de Tamul se encuentra en el municipio de Aquismón, en la huasteca potosina. Es un lugar de difícil acceso pero de gran belleza. Creo que es precisamente la dificultad para acceder a ella lo que la ha protegido del daño. Que yo sepa, existen dos formas y tres rutas de llegar a la cascada de Tamul: por lancha o caminando y a través de Tanchachín, La Morena o directamente a la cascada. Así que como dijo Maybrick el destripador de historia, vamos por partes.

Primero la ruta que llamaremos A, por salir de Aquismón. A este pequeño pokepueblo de San Luis Potosí se puede llegar desde Ciudad Valles o Xilitla. En ambos casos, se debe alcanzar la carretera Ciudad Valles – Tamazunchale y buscar la desviación. Después se avanza por un camino de Terracería que llega la comunidad de La Morena, donde uno puede arreglarse con la gente del lugar para un paseo en lancha.

La ruta T, por salir de Tanchachín, se consigue avanzando en la Carretera Cd. Valles – San Luis Potosí. A unos 20 km de Valles se encuentra la desviación a Tanchachín. Después hay que avanzar por una terracería aceptable (salvo en época de lluvias) hasta Tanchachín, donde de igual manera se puede conseguir una lancha para llegar a la cascada.

La tercera opción, que llamaremos J (por jodida) es seguir adelante por la Carretera Cd. Vallas – San Luis Potosí y tomar la salida que está señalada como Cascada de Tamul. Por ahí se avanza entre cañaverales por un camino aceptable que va bajando de calidad hasta llegar a ser una brecha casi intransitable. Cuando recorrí ese camino (hace 4 años) fue en época de secas, pero cuando llueve debe ser casi imposible entrar. La ventaja es que se llega a la cascada por arriba y puede descenderse (con algo de riesgo) para verla desde abajo.

Los precios con los lancheros van desde 350 a 500 pesos, el paseo debe incluir los chalecos salvavidas y también es recomendable convenir en utilizar la propia camioneta del lanchero para llegar hasta el embarcadero.

El paseo más recomendado es el de la lancha, ya que el río es tranquilo y navegable en casi todo el recorrido, excepto unos rápidos donde hay que bajarse y caminar por la margen. No tengo idea de cual sea la distancia que se reme, pero en tiempo es un poco más de una hora. La vista es simplemente impresionante.

Tamul

Al llegar a la cascada, se puede subir por la pared rocosa, en donde asoman unas escaleras de madera. Las rocas son afiladas, pues son mayoritariamente lajas, y además es muy resbalosa porque la humedad propicia la aparición de lama y musgo. Hay que tener mucho cuidado al subir por esta pared, pero una vez arriba se puede ver la cascada en toda su grandeza.

Tamul 2

El regreso es más agradable, ya que se hace a favor de la corriente del río. No hay que dejar de visitar la Cueva del Agua, un lugar de gran belleza en donde se puede nadar (con reservas, pues es profunda). Este lugar queda de paso rumbo a la cascada, pero es común visitarla de regreso.

No podía faltar la foto del negro fingiendo que sabe lo que hace, mientras remábamos en el río Santa María.

Remando en Tamul
Darth Tradd
Juriquilla, Qro.
México

2 thoughts on “Tamul

  1. Yo sólo tengo una duda…
    ¿Nadie le tomó fotos a las gordas?
    ¿O a los sopes?

    Digo, porque de la vista nace el amor y el camino al corazón del hombre es a través del estómago.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *