La raíz del miedo

El miedo a morir es peor que la muerte misma.

El por qué la gente tiene miedo en estos tiempos es algo que me cuesta trabajo entender. Entiendo que el miedo a morir sea una parte importante de nuestras vidas pero, ¿tiene que ser tan central? Alguna vez leí que El Espantapájaros (sí, el del Batman) les decía a sus estudiantes que el hecho mismo de vivir es sólo una reacción ante el miedo a morir.

Dejando de lado la fuente, es interesante pensar qué tan cierto es esto. ¿Son nuestras vidas un mero acto reflejo al miedo a morir? Si uno se pone a leer las noticias en estos días, eso parecería. ¿Por qué el miedo a morir? Entiendo a la gente que tiene hijos: Su muerte equivaldría a dejar a sus hijos en el abandono. Pero, ¿de qué tienen miedo los que no tienen dependientes económicos?

¿Por qué tanto miedo a morir de una gripa? Estadísticamente, primero nos podríamos morir en un accidente automovilístico y no por ello dejamos de manejar, ¿verdad? Es más, no por ello dejamos de tomar y manejar, a pesar de que en ocasiones gente cercana a nosotros ha muerto por ello. ¿Por qué tenerle miedo, entonces, a una infección como cualquier otra? El Sida mata un montón de gente y yo sigo escuchando sobre embarazos no deseados e infecciones de tranmisión sexual en todos lados. Evidentemente, no tenemos tanto miedo como para dejar de andar de locos y locas (como diría Fox).

Como dije en el post anterior, me rehúso a vivir con miedo. Sí, me molesta pensar lo que sufriría la gente que me quiere si me tocara morir antes de mi tiempo. Pero no le tengo miedo a la muerte. No quiero decir que soy arrogante, que voy a andar exponiendo el pecho a cualquier balazo que vea por la calle. Tampoco quiero decir que no valoro mi vida o que estoy amargado, disfruto muchísimo estar vivo y todas las pequeñas delicias que hacen de esta una aventura tan agradable. Simplemente me rehúso a que mi vida sea guiada sólo por el miedo a morir. Prefiero que mi vida sea guiada por la alegría de vivir.

Como buen mexicano, crecí riéndome de la muerte, comprando y comiendo calaveras de dulce y haciendo calaveras (de las de poesía) de la gente que conocía, costumbre que mucha gente encuentra macabra. La huesuda nos va a llevar todos, ¿por qué no verlo como una absurda certeza que nos hace reir y no como una fatal certeza que nos hace temblar?

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK

Me rehúso a vivir con miedo

Los medios de comunicación están vendiendo miedo a una población que no requiere esperanza ni fatalismo, sino verdad. La influenza porcina es grave, sí, pero no es la peste del apocalipsis. El gran miedo que han tenido médicos y epidemiólogos durante años es que enfermedades con alta tasa de mortalidad como el ébola lleguen a ser transmitidos tan rápida y fácilmente como la gripa. Lo cual es un escenario similar a decir que un virus de la gripa llegue a ser un padecimiento con una tasa de mortalidad suficientemente alta como para ser considerado de alto riesgo.

Se da ahora el caso de que la gripa porcina, posiblemente mortal para el ser humano, haya comenzado a ser contagiada entre humanos, con la misma facilidad que la gripa común. Esto por supuesto, es preocupante, pero a mí me preocupan más los titulares:

  • Hasta 200 muertos en México por gripa porcina (y en letras chiquitas, posibles, sólo se han confirmado cincuenta.)
  • De momento, no existe cura, ni vacuna para la influenza porcina. (El decir no existe cura le da un toque de fatalismo al asunto, pues falta aclarar que hay gente que la ha sobrevivido como se sobrevive una gripe fuerte).
  • La OMS sube el nivel de riesgo de pandemia a cuatro de seis posibles, un nivel nunca antes alcanzado.
  • Demasiado para detener la pandemia: OMS

Es una gripa muy peligrosa, pero no es mortal. Es más, ¿alguien ha oído cuál es la tasa de mortalidad de la influenza? Hasta el momento, parece ser que en el mundo es de cero, mientras que en México es menor al 10%. ¿Es esto tan grave? Por supuesto, para la gente que ha perdido familiares no hay consuelo, pero es una tasa de mortalidad relativamente baja. Sí, hay que evitar que se propague, pero no es ébola o dengue hemorrágico aerotransportado en gotitas de saliva lo que se está propagando. Es una gripa, muy cabrona y posiblemente mortal, pero es una gripa todavía.

Por otro lado, una amiga en Querétaro me estaba contando de los abusos de la gente que vende los cubrebocas. Eso es realmente vergonzoso, hay pocas cosas tan viles como lucrar con el miedo del vecino.

Juan y Héctor ya escribieron al respecto y estoy de acuerdo con ellos. En particular les recomiendo el post de Juan, quien le dedicó un buen rato a hacer una investigación más detallado y dejó suficientes ligas para explorar por un buen rato.

Mientras tanto, el que esto escribe está encerrado en su casa, ya que tiene una tos bastante molesta desde el fin de semana y el clima aquí se ha desmejorado pues la lluvia ha regresado.

Darth Tradd

Hulme

Manchester, UK