Fashion trend-setter

Hoy terminé dos capítulos más de la tesis, lo que eleva mi total a 5 de 7, un 71% aproximadamente. Eran como las 4 de la mañana cuando por fin pude terminar. Para cuando me fui a acostar, ya estaba clareando. Dormí hasta eso de las 10 de la mañana y me fui a la oficina para darles la pulida final, imprimirlos y engargolarlos. La verdad es que me ha ayudado trabajar en la casa, de verdad siento que estoy avanzando, aunque sea a horas extrañas. Sin embargo, extraño a mis amigos de la oficina. Afortunadamente me han apoyado mucho y hoy no fue la excepción. Dado que mi asesor se va mañana temprano a la Francia, tenía que entregarle los capítulos hoy por la noche. Mi asesor vive algo lejos de la universidad, así que me di a la tarea de planear mi viaje. Como nunca he ido a su casa, me estuve un buen rato viendo en dónde me iba a bajar del camión.  En esas estabas cuando mi buen amigo PF se apersonó en la oficina y me dijo que él me llevaba, salvándome de la lata de buscar cómo llegar hasta allá. Una vez que entregué los dichosos capítulos, nos regalamos unas pizzas y nos pusimos a ver la tele un rato. El buen PF acababa de llegar de Francia y, al igual que yo, estaba muy cansado, así que jaló cada quién para su casa. Ah, olvidaba decir que PF vive en el mismo edificio que yo, así que prácticamente sólo me arrastre por las escaleras de regreso a mi departamente.

Aquí me esperaba una sorpresa algo extraña. Al recibir un correo de la universidad se me notificaba que mi foto Grieta interactuando con maclas mecánicas en aluminatos de titanio, había sido seleccionada por el equipo de diseño de la escuela de materiales de la Universidad. Ya no me acordaba de esa foto. Resulta que en días pasados hubo un concurso interno donde se nos invitó a alumnos y personal de la escuela de materiales a mandar fotos de nuestro trabajo. Yo mandé una foto de mi material pero se veía muy gris, dado que el microscopio electrónico de barrido muestra imágenes en escala de grises. Así que se me ocurrió cambiarle el mapa de color, mandando al diablo la escala de grises y poniéndole una especie de paleta psicodélica. Les debo la imagen, porque se me quedó en la laptop del trabajo, pero un día de estos la pongo aquí. Total, mi foto quedó más colorida e interesante y así la mandé al concurso.

Pasaron los días, pasó el concurso y no recibí ni un telegrama correo de agradecimiento por haber participado, así que asumí que no había ganado nada. Ni modo, yo ya me hacía con las 50 libras del premio. Así que se imaginarán mi alegría el correo del párrafo anterior. Alegría que se convirtió en extrañeza al acaba de leerlo.

El departamento de textiles desea usar la imagen Grieta interactuando con maclas mecánicas en aluminatos de titanio, como una fuente de inspiración para un rango de diseños textiles. Esta es una gran oportunidad para la Escuela de Materiales para promover el diálogo entre las disciplinas de arte y ciencia y esperamos que le alegre el saber que su imagen será usada de tal manera.

¿Qué chingad…? ¿Mi imagen no fue lo suficientemente interesante como para ganar un premio en la competencia de ciencia de materiales, pero es lo suficientemente artística como para servir de fuente de inspiración a las niñas nice del departamento de textiles?

En efecto, si todo lo demás fracasa en esta tesis, podré decir que mi investigación fue la fuente de inspiración para la temporada otoño-invierno de diseños textiles. Jamás espere que mi investigación encontrara tal aplicación. Así que ya lo saben: Váyanse consiguiendo sus camisas estampadas con maclas mecánicas. Es lo que va a estar in en este invierno.

Darth Tradd, Fashion Designer

Hulme

Manchester, UK

Una idea brillante

Ayer salí de mi encierro por dos razones: Una, ya no aguantaba estar sin que me pegara el aire y dos, era la fiesta de despedida de JF, uno de los primeros cuates que hice al llegar aquí. Así que me dirijí raudo y veloz hacia el Sandbar, el pub de los grandes eventos, con el sano propósito de ahogar mis penas en alcohol pasarme un rato agradable con los cuates que no he visto en estas semanas.

En el pub me encontré con Moat, que en otras ocasiones ha aparecido aquí como Moath y RM. Es uno de mis mejores amigos ingleses y que además tiene la peculiaridad de que la fecha límite para entregar su tesis es la misma que la mía. Como quien dice, vamos al parejo.

Estábamos disfrutando de la deliciosa cerveza de trigo llamada Franziskaner, cuando el Moat se puso a platicar:

¿Sabes, Francisco? Esta tesis me está ocasionando un daño cerebral. El otro día venía manejando y me puse a pensar que el auto que iba adelante de mí tenía al menos 10 minutos ahí. Y que el coche que venía detrás de mí tenía al menos 15. Y entonces me dije: Si todos venimos de donde mismo y vamos a donde mismo, ¿No sería ideal hacer un coche enorme? Sí, un coche enorme, largo, con un sólo conductor. Así nos ahorraríamos un montón de coches y sería además muy benéfico para el ambiente. Me puse a decirle esto a Julia, mi novia, que estaba sentada a mi lado. Estaba yo bien emocionado e incluso añadí un detalle adicional: podríamos tener lugares específicos donde la gente se suba y se baje, igual que en una parada de auto… bus. Mi vieja me vio con extrañeza y hasta cierto desprecio y me dijo: Moat, limítate a manejar, a la otra nos venimos al centro en el autobús.

Como decía mi abuelita, mal de muchos consuelo de tontos.

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK

Creeping away

Estaba yo alegremente preparando las figuras para uno de los capítulos de la tesis, cuando me encontré con una gráfica que compara las propiedades de creep (fluencia lenta) de mi material con otros materiales, usando un parámetro llamado de Larson-Miller. El artículo original es de mil novecientos setenta y algo, en una obscura revisa de la ASME, a la cual no tiene acceso la Universidad. Por ello, me puse a buscar un artículo similar, que diera la definición de dicho parámetro (que yo desconocía). El asunto es que tengo comentar sobre dicha gráfica, pero no me quedaba claro el parámetro y no quería que mi comentario fuera vago. Aunque hay gente que realmente conoce sobre las entrañas de la búsqueda en la internés, no tengo mayores problemas encontrando lo que necesito, normalmente con la primer búsqueda. Sin embargo, no pude hallar un artículo útil. Después de mucho buscar, encontré uno que tenía un nombre que jamás hubiera buscado: Understanding the Larson-Miller creep parameter. Ñe.

Pero bueno, de lo que quiero hablar hoy, dado que me tardé tanto buscando el artículo ese, es del fenómeno conocido como creep en inglés y fluencia lenta en español. La fluencia lenta es poco conocida fuera de la ciencia e ingeniería de materiales. No es un fenómeno fácilmente observable a simple vista y aunque su concepto no es complejo, es difícil de explicar fuera del contexto de la deformación de materiales. Intentaré no echar mucho rollo y espero que no sea aburrido el cuento.

Se sabe que al aplicarle una fuerza externa a un objeto, éste se deforma. Pensemos en una varilla metálica delgada. Si la torcemos, se deformara pero regresara a su posición original mientras no apliquemos una fuerza excesiva. ¿Qué tan excesiva debe ser esa fuerza? Debe ser suficiente para superar el llamado límite elástico del material. Superado el límite elástico, la varilla quedara torcida. Aparentemente, mientras no superemos el límite elástico, como quien dice mientras la deformación sea puramente elástica, la varilla siempre regresará a su lugar. Eso no es estrictamente cierto. No existe una deformación puramente elástica. Aún si el límite elástico no es superado, a nivel atómico el material se va dañando cada vez que se deforma y este daño es acumulativo. En palabras simples, éste es el concepto de fatiga de materiales.

Volviendo al caso de la varilla, supongamos que le aplicamos una fuerza de modo que se deforme elásticamente. Pero no retiramos la fuerza, la varilla sigue doblado, pero aún dentro de su límite elástico. Dependiendo del material, la varilla puede quedar permanentemente deformada después de cierto tiempo. Algunos materiales son particularmente sensibles a este efecto, como el plomo y el titanio. Las antiguas tuberías pluviales inglesas hoy aparecen “colgadas” porque han cedido poco a poco a su propio peso al paso del tiempo. Esta es el concepto simple de fluencia lenta.

Ahora, la resistencia a la fluencia lenta es una propiedad única de cada material. Sin embargo, no es una propiedad inmutable. La resistencia a la fluencia lenta es mayormente función de tres variables: Tiempo, fuerza aplicada y temperatura. En general, la fluencia lenta del material será mayor a mayor tiempo, fuerza y temperatura. La dependencia a estas tres variables es directa y más o menos logarítmica.

Y a donde quería llegar hace unas 500 palabras es al hecho de que siempre me ha causado extrañeza el escuchar a expertos en teorías de la conspiración decir que es imposible que un fuego de unos 700 grados centígrados haya podido fundir las enormes varillas y montenes de las Torres Gemelas, dado que el acero en general no se funde antes de 1200 grados. Olvidan, o más probablemente, ignoran, estos señores que la fluencia lenta del acero se acelera con sólo unos grados más de temperatura. No es necesario fundir un montén para que éste empiece a ceder  y se desplome. Añádanle a eso el daño directo por el impacto y la enorme fuerza que tuvo que soportar el núcleo de las Torres y es entendible la forma en que cayeron. Es probable que necesiten buscarle por otro lado en sus teorías de la conspiración, pero es seguro que les haría bien hacer una búsqueda en Google por Understanding creep in materials.

Escribir esta tesis me está afectando. Mejor me voy a disfrutar del sol antes de que mi cerebro empiece a fluir lentamente por mis oídos. A’í disculparán ustedes el rollo.

Darth Tradd

Grosvenor Street

Manchester, UK